La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
Foto de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. CCMA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha acusado este viernes al Gobierno central de haber dado "ventajas fiscales a los fondos buitre que compran fincas enteras" en la ciudad y expulsan a los vecinos, y ha asegurado que la actual normativa deja a estas empresas exentas de impuestos.

En una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha criticado el Plan Estatal de Vivienda por suponer un recorte del 70% en la política de vivienda, ha dicho, y ha pedido cambiar la Ley de Arrendamientos Urbanos, que regula los alquileres, porque "nadie puede hacer un proyecto de vida con un contrato de tres años" y que, pasado ese periodo, el propietario de la vivienda pueda subir el precio lo que considere oportuno.

"Estamos en una nueva oleada especulativa cuando aún no nos hemos recuperado de la anterior", ha lamentado, y ha reivindicado que el Ayuntamiento ha multiplicado por cuatro su inversión en vivienda mientras el Estado la ha reducido.

'Narcopisos'

Colau ha criticado que entidades financieras y fondos de inversión son propietarios de dos tercios del total de pisos vacíos del barrio del Raval -"Es muy fuerte", ha dicho-, y ha asegurado que se está trabajando para evitar que se usen estas viviendas como puntos de elaboración y venta de droga.

"Estamos haciendo entradas en un promedio de nueve días y vamos mas lentos de lo que quisiéramos porque necesitamos una orden judicial, como es normal", pero se han incrementado las horas extras de la Guardia Urbana para acabar con los 'narcopisos'.

El consistorio también trabaja con los Mossos d'Esquadra, por lo que ha pedido que se configure pronto un Govern en Catalunya para tener "a un conseller de Interior con el que ponerse a trabajar cuanto antes mejor".

Próximo mandato

Ha reiterado que prevé postularse a liderar la candidatura de BComú en las elecciones municipales de 2019 porque "el trabajo no se hace en un mandato", aunque las primarias de la formación no se celebrarán hasta dentro de meses, ha indicado.

Entre los proyectos a largo plazo ha citado la unión de las dos redes de tranvía de la ciudad -el Trambaix y el Trambesòs-, sobre la que ha defendido que cuenta con el apoyo "de todos los ayuntamientos metropolitanos y de la Generalitat", pero no con la unanimidad del pleno municipal.

"Tenemos al PSC que está a favor y a ERC que se tiene que decidir, pero lo lleva explícitamente en el programa" con el que se presentaron a las elecciones.

Es por ello que ha criticado que el líder republicano, Alfred Bosch, no apoya la unión por la avenida Diagonal -que Colau ha defendido- por "una cuestión política" ya que quiere mostrarse como alternativa a BComú, ha considerado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.