Para los socialistas, "hay tanto por hacer, tantos logros en los que seguir trabajando para que la igualdad sea real que no podemos permitirnos estar en un acto que solo servirá para autopromoción del alcalde", aunque, "eso sí, nos congratulamos con el merecido homenaje a la primera catedrática de la Universidad de Murcia".

"Nos habría encantado que Ballesta, por ejemplo, hubiese aprovechado el Día de la Mujer para solucionar el impago de salarios a las mujeres de Ayuda a Domicilio, a quienes se les deben meses de sueldo, derivados del contrato anterior", ha señalado el PSOE en un comunicado.

Por su parte, la portavoz socialista, Susana Hernández, ha declarado que "el PP no cree en la igualdad entre hombres y mujeres, aunque hable de ella". Una prueba de ello, en su opinión, "son los centros de conciliación de la vida laboral y familiar del municipio, construidos y montados hasta el último detalle con dinero público y después se lo han dado a empresas privadas, que aun gestionando recursos públicos, cobran a las familias más que una escuela infantil (0-3 años) puramente privada". Por tanto, insiste en que "sin conciliación no se alcanza la igualdad".

Además, la concejala Begoña García Retegui ha destacado que "el Ayuntamiento podría haber aprovechado esta jornada reivindicativa para acercarse a las mujeres que lo tienen más difícil porque recordemos que las mujeres han sufrido y siguen sufriendo en mayor medida las consecuencias de la crisis, tienen de ganancia media anual cerca de 6 puntos menos con respecto a la de los hombres, porque encabezan la tasa de paro, el trabajo a tiempo parcial y tienen menos pensiones, además de que la brecha salarial se sitúa de media en un 23% en detrimento del salario de las mujeres".

Por último, la concejala Maite Espinosa advierte de que "es urgente exigir una vez más la necesidad de potenciar la convivencia en igualdad, sobre todo entre nuestros jóvenes, a quienes se les puede brindar talleres o incluso una asignatura para poner en valor y concienciar de la obligación de desterrar hábitos machistas".

"Nuestros jóvenes deben ser capaces de distinguir cuando una compañera es insultada o agredida y asumir naturalmente que no existen diferencias en la educación, en el trabajo ni en la vida cotidiana", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.