Billy McFarland
El empresario estadounidense Billy McFarland, responsable del fraude del Fyre Festival. Ian Moran

El empresario Billy McFarland, promotor del Fyre Festival, un evento musical de lujo en las Bahamas que fue suspendido por mala organización en abril del año pasado, se declaró culpable de dos cargos por fraude electrónico, informó la fiscalía del distrito sur de Nueva York.

McFarland, quien fue arrestado a mediados del año pasado, admitió su culpabilidad en un plan para defraudar a más de 80 inversores en Fyre Media Inc y su filial ("Fyre Festival"), que se conformó para la celebración del fracasado festival.

También se declaró culpable de un segundo cargo relacionado con una estrategia para defraudar a un vendedor de entradas para el festival.

El fiscal federal Geoffrey S. Berman, del distrito sur de Nueva York, explicó en un comunicado que McFarland "presentó documentos falsos para inducir a los inversores y a un vendedor de entradas a poner más de 26 millones de dólares en su compañía y en el desastroso" festival, y que ahora queda a la espera de la sentencia.

La información detalló que McFarland, de 26 años, afronta cargos que conllevan una pena máxima de 20 años de prisión cada uno y que además aceptó el decomiso de unos 26 millones de dólares.

El Fyre Festival, cuyas entradas valían entre 4.000 y 12.000 dólares y se celebraría dos fines de semana, había sido promocionado por celebridades y prometía actuaciones de populares grupos y cantantes como Tyga, Pusha T, Desiigner, Blink 182 y Rae Sremmurd.

Sin embargo, muchos de los asistentes mostraron en las redes sociales tiendas de campaña a medio erigir, servicios de comida deficientes, falta de letrinas móviles y caos en el aeropuerto.