Al hilo de la reunión que han mantenido hoy varios parlamentarios del PP de Almería con la Mesa del Agua, el secretario de Organización, Antonio Martínez, ha pedido saber si los 'populares' "van a seguir escurriendo el bulto o si piensan poner en marcha alguna de las obras que vienen reclamando los regantes".

"Resulta preocupante que, después de haber recogido de manos de la Mesa del Agua un documento con peticiones muy concretas, los parlamentarios del PP de Almería sigan creyendo que la solución pasa por pedir un pacto nacional por el agua. El mejor pacto sería que hicieran de una vez las obras que tienen pendientes y que llevamos cinco años reclamándoles desde el PSOE", ha indicado Martínez.

Entre las infraestructuras hídricas que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene "pendientes" con la provincia de Almería se encuentran la ampliación de la desaladora de Carboneras y las conducciones de agua desalada desde la Venta del Pobre al Campo de Tabernas; la reparación de la desaladora del Bajo Almanzora; y las canalizaciones de distribución de la desaladora del Campo de Dalías; así como la ampliación de las depuradoras de Roquetas de Mar, El Ejido y Adra y las instalaciones para la reutilización en el Bajo Andarax y el Campo de Dalías de las aguas residuales depuradas en las estaciones de Almería, Roquetas de Mar, El Ejido y Adra.

A esto se suma, según el PSOE, la ejecución de la desalobradora de Adra; la construcción de la desalobradora de El Ejido; las obras de laminación y defensa en los ríos Adra, Antas y Aguas; y el proyecto del túnel de desagüe de la Balsa del Sapo.

Martínez ha explicado que, junto a estas obras, el Gobierno central "también tiene en su man"o restablecer el trasvase del Negratín, ahora que se den las condiciones para ello, algo que también le ha reclamado la Mesa del Agua al PP, "sin que haya obtenido ningún compromiso en firme".

Consulta aquí más noticias de Almería.