Granada encontrada
Granada encontrada GUARDIA CIVIL

La retirada de la granada se realizó después de que un ciudadano llamara al 062, la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil, informando de los hechos, por lo que hasta el lugar se trasladó una pareja de agentes del Puesto de Teror que comprobó la existencia de un proyectil de unos 33 centímetros de altura, tratándose concretamente de una granada de mortero de 81 milímetros, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Posteriormente, los agentes de la Guardia Civil adoptaron las preceptivas medidas de seguridad y acordonaron la zona, avisando al GEDEX que cuando llegó al lugar e inspeccionó el proyectil comprobó que estaba en estado inerte, sin carga explosiva, por lo que procedió a su retirada.

La Guardia Civil indica que en caso de localizar algún artefacto de origen militar no explosionado, recomienda no manipular el artefacto e impedir que nadie lo haga; alejarse de la zona donde se encuentre el explosivo; avisar inmediatamente a la Guardia Civil o al Cuerpo de Seguridad competente o más cercano, o en su defecto al 112; señalizar la zona y la ubicación del explosivo, manteniéndose a una distancia prudencial, no perdiéndolo de vista para evitar que se acerquen otras personas.

Por último, cuando un comercio o empresa, que comercialice con este tipo de material, observe que los citados elementos han caducado, también debe ponerse en contacto con la Guardia Civil para proceder a establecer el trámite obligatoria que llevará a la posterior destrucción de aquel.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.