Consejo regulador melva y caballa andalucía mujer pelando pescado manual
Consejo regulador melva y caballa andalucía mujer pelando pescado manual CONSEJO REGULADOR MELVA Y CABALLA DE ANDALUCÍA

Escolares de Andalucía aprenden los beneficios que supone el consumo de dos productos de la tierra muy saludables pero que no son tan conocidos como debieran: la melva y la caballa. Así, el colegio San José de Málaga capital será el que albergue una charla la próxima semana con el objetivo de que los más pequeños conozcan de primera mano estas dos especies andaluzas.

El secretario general del Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas Caballa y Melva de Andalucía, Manuel Becerra, ha señalado a Europa Press que este curso escolar ya han ofrecido unas 200 charlas en colegios de toda Andalucía, donde se han repartido 52.000 latas para que los menores y sus familias prueben estos productos.

Ha incidido en la importancia de dar a conocer las conservas, "que

son saludables porque son beneficiosas para la salud, especialmente previsoras de enfermedades cardiovasculares, debido a su alto contenido en ácidos grasos Omega 3".

En este sentido, Becerra ha sostenido que a veces hay "reticencias" a adquirir estos productos en conserva porque la gente prefiere "pescado fresco o congelado pero estas especies usan el aceite como elemento de conservación".

El secretario general del Consejo Regulador sí ha hecho hincapié en que los productos incluidos en el mismo tienen diferencias con los que no están en el citado organismo, destacando como principal que se pelan de manera "totalmente manual".

"Son las únicas que realizan el pelado manual sin adición de productos químicos y conservan todas las cualidades de las conservas de antaño con la incorporación de todos los criterios de seguridad alimentaria para que el consumidor pueda estar tranquilo que consume unas conservas buenas y seguras", ha expuesto.

Estas conservas incluidas en el Consejo Regulador son las únicas fabricadas en su totalidad en Andalucía, en Ayamonte, Barbate e Isla Cristina, y cuando llega la campaña de pesca de caballa y melva, también el pescado viene de sus costas, de las capturas realizadas en el Golfo de Cádiz.

"No sólo aporta un producto netamente andaluz a los mercados, sino que además ayuda al sostenimiento del tejido industrial y mano de obra andaluza", ha manifestado este responsable del organismo.

En estos momentos forman parte del Consejo Regulador Melva de Andalucía las empresas Pesasur, Campionessa, Campeador, Lola, Reina del Guadiana, La Tarifeña, Piñero y Díaz, Marina Real, Conservera de Tarifa y Usisa. En el caso de la caballa son Pesasur, Campionessa, Campeador, Lola, Reina del Guadiana, La Tarifeña, Piñero y Díaz, Marina Real, Industrial Conservera, Tejero y Usisa.

Becerra ha admitido que uno de los principales problemas es la distribución ya que en muchas ocasiones "no interesan los productos de calidad" y hay superficies comerciales "que apuestan más por el precio que por la calidad". Esto hace que en ocasiones sea difícil que lleguen al consumidor y, por tanto, las conozcan, de ahí estas charlas, que también se han desarrollado en escuelas de hostelería andaluzas y de Madrid, para dar a conocer la melva y la caballa de Andalucía, con Indicación Geográfica Protegida.

ELEVADO VALOR NUTRICIONAL

En este punto, ha destacado que en Andalucía hay cuatro fábricas incluidas en el Consejo Regulador y donde los empleados pelan manualmente estos productos, sin utilizar, por ejemplo, sosa cáustica. "Hay que promocionar los productos saludables e incluirlos en nuestra dieta", ha apostillado.

Cuestionado por el elevado consumo de otros productos, como el atún enlatado, Becerra ha aclarado que por precio y conocimiento del consumidor es habitual la compra de los paquetes de tres latas. Sin embargo, ha aclarado que lo que se vende "no es filete de atún ni tronco de atún, eso vale dinero". "En las latas es miga de atún, que se prensa y se mete y se vende en los packs de tres unidades", ha especificado.

El Consejo Regulador de la Melva y la Caballa de Andalucía nació de la unión de varios empresarios conserveros de esta tierra, con la intención de proteger los procesos tradicionales y netamente artesanales de elaboración de sus productos. En el año 2009, tras casi seis años de análisis y consultas, la Unión Europea otorgó los registros comunitarios como Indicaciones Geográficas Protegidas Caballa de Andalucía y Melva de Andalucía, convirtiéndose así en la primera IGP en España de productos de la pesca.

La caballa y la melva de Andalucía son pescados azules de elevado valor nutricional. Tienen un alto aporte proteico y vitamínico, con un bajo contenido en grasas e hidratos de carbono. Contienen ácidos grasos insaturados, como los Omega 3 y, por tanto, "son ideales para mantener una dieta sana y equilibrada".

La unión de los ácidos Omega 3 del pescado azul y de los ácidos oleicos aportados por el aceite de oliva, es lo que hace un producto muy saludable; además de contar con un control "exhaustivo" sobre la producción, lo que les aporta "plena seguridad alimentaria", ha recalcado Manuel Becerra.

Desde este Consejo Regulador continuarán poniéndose en contacto con centros de educación y escuelas de hostelería para dar a conocer estos productos y promocionar "estas dos especies de la tierra tan saludables y conservadas de manera artesanal".

Consulta aquí más noticias de Málaga.