Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, sobre las 18.15 horas de este sábado la Ertzaintza fue alertada de una fuerte discusión en una vivienda situada en la zona de Matiko de la capital vizcaína.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla en funciones de protección ciudadana. Los agentes pudieron escuchar a través de la puerta del piso los gritos y sollozos de una mujer, por lo que llamaron al timbre identificándose como ertzainas, aunque sin obtener en un principio respuesta alguna.

Tras insistir en reiteradas ocasiones, finalmente les abrió la puerta una mujer que presentaba diversos golpes en la cara y una lesión sangrante en la boca, motivo por el que solicitaron una ambulancia.

La víctima relató a los ertzainas que el autor de las lesiones había sido otro inquilino de la vivienda con el que había tenido una discusión por problemas de convivencia.

En el transcurso de la disputa, el varón le había proferido diferentes insultos y zarandeado, llegando a propinarle varios puñetazos en la cara. La víctima había intentado abandonar la casa siendo retenida y amenazada por el agresor.

Los agentes localizaron al varón en una de las habitaciones y procedieron a su detención mientras que la mujer fue asistida en el lugar por los servicios sanitarios. En la mañana de este domingo, una vez concluidas las correspondientes diligencias, el implicado ha sido puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.