Una delegación institucional y empresarial, encabezada por el consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, visitará esta semana ambos países para buscar acuerdos que permitan tanto incrementar el peso de las exportaciones de la Región como buscar sinergias con sus sistemas de investigación e innovación, en especial con el japonés, y promocionar la Región como polo de atracción de inversiones industriales.

Hernández señaló que "el año 2017 se cerró con un dato histórico para las exportaciones regionales, con un volumen de ventas de casi 10.500 millones de euros y una base exportadora de 5.000 empresas. Nuestro objetivo, a través del Plan de Promoción Exterior que coordina el Instituto de Fomento, es seguir aumentando esas cifras, para lo que queremos consolidar nuestros mercados tradicionales, sobre todo los europeos, y diversificar las exportaciones en aquellos mercados que ofrecen un mayor potencial, como los asiáticos, los de Norteamérica, los africanos o los latinoamericanos".

En el caso de Asia, las exportaciones alcanzaron el pasado año los 1.060 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,6 por ciento con respecto al año pasado, que representa a su vez un 10,1 por ciento del total de las ventas de la Región en los mercados internacionales.

En China, el total exportado fue de 202,84 millones de euros, mientras que en Japón fue de 109,43 millones de euros, lo que las sitúa junto a Corea del Sur (265,56 millones de euros) como los principales compradores de productos de la Región en el mercado asiático.

"No obstante, se trata de dos economías que presentan un amplio margen de crecimiento para las empresas regionales, que se pueden beneficiar de la buena imagen asociadas tanto a la marca España como a la de la Región de Murcia", señaló el consejero.

"En Japón, cuya escasez de recursos naturales le hace tener una fuerte dependencia de las exportaciones, los consumidores demandan sobre todo productos de calidad, algo que también ocurre en China tras la progresiva aparición de una creciente clase media con un poder adquisitivo similar a los de los países de la Unión Europea, lo que ofrece importantes oportunidades de negocio para sectores como el agroalimentario, en especial los productos gourmet, o los de la moda y el calzado, donde los productos regionales destacan por su diseño y acabados de calidad", añadió.

A esto hay que sumar los procesos de apertura en los que se encuentran inmersas ambas economías y que los convierte en potenciales plataformas para el resto de mercados asiáticos.

Durante la misión, de hecho, la delegación mostrará su apoyo a la decena de empresas de este sector que participan en la feria Foodex de Japón, una de las ferias de alimentación y bebidas más importantes del continente asiático. Además, y también en el país nipón, otras diez empresas regionales del sector vestir, que incluye tanto moda y calzado como complementos, exhibirán sus productos en una jornada dedicada a los importadores japoneses.

LÍDERES EN ALTA TECNOLOGÍA A NIVEL MUNDIAL

Otro de los ejes estratégicos de esta misión es el fortalecimiento del sistema de innovación y de emprendimiento industrial y tecnológico regional a través de la creación de redes y lazos de colaboración con aquellos países, regiones e instituciones que están a la vanguardia de los procesos de transformación digital, los avances tecnológicos y los nuevos paradigmas económicos basados en el conocimiento.

Hernández destacó que "China es en la actualidad uno de los mayores importadores de alta tecnología, y algunas de sus ciudades, como Pekín y Hong Kong, se encuentran entre las diez ciudades más tecnológicas del mundo. Japón, por su parte, es uno de los países pioneros en el proceso de transformación digital, la denominada Industria 4.0, y sus empresas conceden un gran valor a la investigación y al desarrollo de nuevas tecnologías, sobre todo en ámbitos como la biotecnología, la informática, la microelectrónica o la robótica, un campo en el que destaca por poseer cerca de la tercera parte de los robots industriales en el ámbito internacional".

El análisis de estos sistemas punteros y la búsqueda de acuerdos de colaboración se suma a los realizados por la Región a lo largo del último año con otras prestigiosas instituciones de todo el mundo, como el Instituto Fraunhoffer alemán; la Israeli Advanced Technology Industries o el Instituto de Investigación de Galilea (Migal); la Universidad Politécnica de Hong Kong y el Parque Científico y Tecnológico de Hong Kong o el Centro de Innovación Cyberport, situado en la provincia china de Shenzen y considerada como el 'Silicon Valley' del sudeste asiático.

Consulta aquí más noticias de Murcia.