Se trata de dos procedimientos acumulados, el primero de los cuales ya fue señalado y aplazado en dos ocasiones anteriores, en concreto en mayo de 2015 y en septiembre de 2016, después de que su abogado manifestase que la mujer tiene "derecho a ser juzgada en un solo procedimiento y tener una sola sentencia".

Así las cosas, está previsto que entre el próximo martes y jueves se juzgue a Rosa Charlín, quien ya fue condenada en 1995 a más de nueve años de prisión por delitos contra la salud pública y de contrabando. En este caso, será juzgada por haber comprado diferentes propiedades con dinero cuyo origen era "presuntamente ilícito y de procedencia desconocida".

De esta forma, el Ministerio Público mantiene que, entre 1999 y 2008, la acusada compró diversas propiedades inmobiliarias y coches de uso personal, a pesar de que el dinero obtenido de su trabajo, de los rendimientos declarados y con los préstamos solicitados no le habría alcanzado.

A ello, la Fiscalía añade que tanto ella como su marido Jorge Durán -también condenado por narcotráfico-, como su cuñado y una de sus socias, "bien personalmente o por medio de varias empresas vinculadas a la familia Charlín, realizaron entre 1998 y 2002 operaciones de contenido económico que no se correspondían con sus ingresos, rendimientos o las ganancias declaradas".

Por esto, acusa a todos ellos del delito de blanqueo de capitales procedentes de actividades ilícitas de tráfico de drogas, de sustancias que causan grave daño a la salud; y pide que se condene a cada uno a cinco años y tres meses de prisión, el doble para Rosa Charlín. Además, solicita una multa de más de cuatro millones de euros y que sean inhabilitados en su profesión durante tres años.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.