Exposición con nuevos sistemas quirúrgicos y de diagnóstico y medicamentos
Exposición con nuevos sistemas quirúrgicos y de diagnóstico y medicamentos EUROPA PRESS

Las terapias génicas son el futuro en el tratamiento de enfermedades de retina y actualmente ya hay algunos tratamientos pero sólo se están aplicando a "un número limitado de pacientes" cuyas patologías se encuentran en "estadios incipientes".

El vicepresidente de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), José García Arumi, ha explicado que estos tratamientos génicos "intentan cambiar la base genética anormal" que tienen algunos pacientes y que les lleva a desarrollar alguna de las enfermedades de retina: la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), la retinopatía diabética y la miopía magna.

"Hay muchas enfermedades en la retina que tiene una base genética y, por ello, a través de estas terapias, se intenta cambiar esa base anormal", ha indicado García Arumi, que ha detallado que los tratamientos génicos actuales consisten en "introducir dentro de la cavidad, o en el espacio subrretiniano, una serie de células que llevan una carga genética para cambiar las existentes con código genético alterado".

En términos generales, ha apuntado que se trata de que "poner las células de la retina" en "código normal" para que "vuelvan a funcionar normalmente" y el paciente "no sufra el desarrollo de la enfermedad" y, por tanto, no tenga que pasar por esa "degeneración y disminución de la agudez visual".

No obstante, el vicepresidente de la SERV ha insistido en que estas terapias génicas, que pretenden avanzar en que los pacientes puedan ser tratados "muy precozmente", ahora se están aplicando a grupos con "un número limitado de pacientes" porque "todavía no se sabe exactamente qué va a pasar con esas células que se introducen en la cavidad en el futuro y una vez cambiado el código genético".

También ha destacado los avances en otros tratamientos, principalmente en la cirugía y su aplicación en los pacientes jóvenes que sufren retinopatía diabética. Éstos "desarrollan el crecimiento de membranas neovasculares que crecen en la cavidad vítrea, después se contraen y producen hemorragia y desprendimiento de retina".

En este ámbito, García Arumi ha ensalzado que "la cirugía ha avanzado muchísimo" con nuevos sistemas con los que, a través de "una pequeña incisión y ayuda de sistemas de viscodisección", se puede "conseguir relajar totalmente la retina que estaba levantada o desprendida" y que "evolucione de una manera satisfactoria hacia la normalidad".

"Normalmente, si esto se consigue los estadios incipientes, el paciente tendrá después una visión buena durante prácticamente toda su vida", lo que es importante ya que, según ha recordado, en España entre el 10 y el 12 por ciento de la población es diabética y "muchos son pacientes jóvenes".

Con motivo de la celebración del XXII Congreso Anual de la SERV, que tiene lugar este viernes y mañana sábado en el Palacio de Festivales en Santander, García Arumi ha hecho un repaso de los avances en los tratamientos y el diagnóstico de las patologías de retina y que centrarán el análisis y el debate de los cerca de 800 oftalmólogos especialistas en retina congregados en el simposio.

Entre otros tratamientos, también ha destacado los que tratan de atenuar la disminución de la agudez visual que se produce en pacientes con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y la retinopatía diabética.

"El edema macular diabético con inyecciones intravítreas realmente mejora mucho el pronóstico visual de estos pacientes, aunque deben realizarse inyecciones repetidas", a lo que ha añadido el tratamiento quirúrgido pero ya en "sus formas más evolucionadas".

Así, ha detallado que, para tratar una retinopatía diabética proliferativa, hay "sistemas nuevos de ditectomía, de infusión y de discodisección para estos tejidos que crecen en la superficie de la retina y causan su desprendimiento".

Y, en el caso de la degeneración macular asociada a la edad, el vicepresidente de la SERV ha indicado "también ha habido grandes avances en el tratamiento pero también en el diagnóstico, con nuevas técnicas de imagen que nos permiten identificar mucho mejor las membranas neovasculares".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.