Valladolid.- Exposición sátira
Valladolid.- Exposición sátira AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

El comisario de la muestra, Jaime Domingo Gómez, ha lamentado, en declaraciones recogidas por Europa Press, el "mal momento" que vive el artículo 20 de la Constitución española con el secuestro de libros y la censura de exposiciones que le han rememorado los tiempos en los que las publicaciones satíricas también eran objeto de "secuestros, multas, censura e incluso cierres" como la desgajada de 'Hermano Lobo' de nombre 'Por Favor', y 'Muchas Gracias'.

Sin embargo, también ha apuntado que existe una carga "sintomática" de "autocensura" pues los propios profesionales son, en "muchas ocasiones", quienes se imponen sus propias "mordazas". Del otro lado, ha agregado, el público es "inteligente" y aún "aprecia el humor" aunque también ha afirmado que es necesario "conocer la historia para poder disfrutarla".

Precisamente, esta exposición llega para "recuperar" el género del humor gráfico, que ha "luchado" y sigue "a flote" con un "amplio" número de fieles, así como para "revivir" la historia a través de escenas, retratos y situaciones "jocosas" que han retratado el pasado y que, de forma más o menos amable, "ridiculizaban" a los personajes de actualidad.

Por otro lado, Gómez ha reconocido que los ilustradores gráficos se han crecido en la épocas más autoritarias, como ocurrió durante el franquismo porque "lo que no se podía escribir en una columna sí tenía cabida en las viñetas", mientras que "cuanta más libertad, el humor va a peor", ha confesado el comisario.

Aunque las viñetas han sido relegadas a un género de menor trascendencia que la prensa meramente informativa, "grandes" autores como el recientemente fallecido Forges han demostrado que las viñetas satíricas son una "síntesis y explicación" de cada momento histórico, ha indicado la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo.

Aunque entre las obras expuestas no se encuentra ninguna del artista, la exposición se presenta en colaboración con el Instituto Quevedo del Humor de la Universidad de Alcalá de Henares, entidad de la que Forges era presidente, y podrá visitarse desde este jueves, 1 de marzo, hasta el próximo 15 de abril de 2018.

LA SÁTIRA EN LIBERTAD

Tras la apertura que llegaba con la muerte de Franco y el compromiso del rey Juan Carlos I de restablecer las libertades para los españoles, proliferaron las nuevas revistas, entre las que no faltaron las de humor. Bien es cierto que, con los nuevos tiempos, fracasaron las viejas fórmulas, por lo que, aunque con resistencia, murieron 'La Codorniz', 'Muchas Gracias', 'Hermano Lobo' y 'Por Favor'.

Paralelamente, fueron tomando el relevo revistas de humor típicamente político. Entre todas sobresalió 'El Papus' (1973-86), publicada en Barcelona, pero con difusión nacional. Esta publicación padeció las heridas de la intransigencia de los que no se adaptaban a las nuevas formas de convivencia. Después llegarían 'El Jueves' (que pervive con excelente salud en nuestros días, con el pertinente cambio generacional), 'Barrabás' (publicación de humor deportivo en auge hasta 1977), 'La jaula' (raro híbrido político creado por Emilio Romero), 'El Cuervo', 'El Cocodrilo', 'H Dos O', 'Butifarra', 'Jacaranda', 'In Fraganti' o 'El Puro'. Otras, siguiendo la tónica general, serían de carácter decididamente erótico, como las viejas publicaciones sicalípticas entre las que destacó 'El Trompa'.

También se convirtió en habitual la creación de suplementos dentro de los principales periódicos y revistas de tirada nacional, centrados en este mundo del humor vitriólico. 'Humor de El Imparcial', comandado por Summers y Chúmez e ilustrado por gente del calibre de El Roto, supuso el pistoletazo de salida allá por 1970. Con el paso de los años, destacarían también 'Sal y Pimienta' (gestado en el seno de 'Interviú') o, ya prácticamente mediados los ochenta, 'Al Loro', auspiciado en sus inicios por ABC.

Por supuesto, con los nuevos tiempos y publicaciones también apareció una pléyade de nuevos humoristas: Ivá, Romeu, Sir Cámara, Peridis (genio de la caricatura), Juan Ballesta, Gallego y Rey, Ortuño y un sinfín más que aportarían nuevas visiones al mundo de la ilustración.

Curiosamente, la implantación definitiva de la democracia y el fin de la transición hizo que la trascendencia de este tipo de publicaciones decreciera, manteniéndose, como hemos mentado, algunas cabeceras en activo, acompañadas de aventuras cuya trascendencia será más a nivel 'de iniciados'.

En 1993, por ejemplo, nació Mondo Brutto, publicación con periodicidad cada vez más variable, subtitulada 'Actualidad bizarra para brutos mecánicos', en clara referencia a un nuevo público que apenas había vivido la dictadura y el comienzo de la nueva etapa en libertad de nuestro país. Sus artículos sin dejar títere con cabeza en cualquier terreno, y la aportación de nuevos dibujantes, descubría una savia distinta en el panorama.

La parodia de las publicaciones de sucesos desde una perspectiva descacharrante y cuajada de rebaba llegó de la mano de Noticias del Mundo (1994), que dio paso con el tiempo a El Mundo Today ya en pleno siglo XXI, siendo su labor reconocida por El País, que ha acabado dando cabida a su imaginativa creatividad. El mismo año arrancó la trayectoria, fresca aún hoy, de 'El Batracio Amarillo', apadrinado por Chúmez y por supuesto con publicaciones como 'Hermano Lobo' en su imaginario particular.

El grupo Correo dio cabida allá por 2003 a las viñetas de Zulet recogidas posteriormente en 'Hazañas Tétricas', trasunto en su nombre del tebeo bélico clásico 'Hazañas Bélicas', pero con un contenido centrado en la sátira política del momento. Por su lado, desde el País Vasco y en activo desde 2009 se edita La Gallina Vasca, recopilando textos satíricos de diverso pelaje, mezclados con viñetas que hacen de este fanzine una apuesta segura todavía en estos momentos.

Aunque la palma, en la actualidad, se la lleva la infatigable Mongolia, aparecida en 2012 y presente a nivel nacional en buena medida gracias a los escándalos que ha suscitado. Heredando dibujantes de renombre de los últimos tiempos (Mauro Entrialgo, Fontdevila), han creado polémica con su peculiar acercamiento al humor más ácido que lo mismo toma de referente a 'la Codorniz', 'El Papus' o la omnipresente 'Hermano Lobo' que a los británicos Monty Python, reflejo de una generación que toma de todos los campos artísticos para sus proyectos. De menor calado, pese a la implicación de firmas reputadas como el Gran Wyoming, Idígoras & Pachi o Abulí, ha sido el reciente intento de 'El Churro Ilustrado', último nombre de trascendencia.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.