El suceso tuvo lugar sobre las 15.15 horas, cuando la Sala 092 envió una a unidades de la Policía Local a la pedanía de Zarandona, donde al parecer un joven había agredido a su madre, según fuentes del citado Cuerpo consultadas por Europa Press.

Una vez en el lugar, los agentes encontraron a una mujer muy nerviosa, llorando y con una toalla con hielo puesta en la cabeza. La víctima reconoció a los policías que, tras discutir con su hijo con motivo de un chándal, éste le había golpeado en la cabeza con una bolsa que contenía herrajes de plástico y tornillos, produciéndole un inflamación.

Además, la mujer dijo a los agentes que no era la primera vez que ocurrían hechos similares, aunque no los había denunciado nunca.

El presunto agresor, de 23 años, se encontraba en el lugar de los hechos y reconoció lo ocurrido a los policías, que procedieron a su detención y lo trasladaron a Comisaría de Distrito de San Andrés, donde se instruyeron diligencias por violencia doméstica.

Consulta aquí más noticias de Murcia.