En declaraciones a los medios, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha indicado que las incidencias que se han producido durante la noche "han sido limitadas" y han sido "resueltas".

Informó que anoche se tuvo que cerrar la carretera de Las Galletas debido al viento y la fuerza del mar, aunque ya está abierta, y avanzó que habrá que ver si se cierra la avenida marítima de Garachico con la pleamar, prevista para el mediodía.

Comentó, además, que en la TF-82 (Santiago del Teide); TF-28, a la altura de La centinela (San Miguel); TF-436, en Masca, y TF-421, en San Juan del Reparo, se han producido pequeños desprendimientos.

Señaló que se han suspendido los servicios de Titsa al Teide por las condiciones de viento que hay y que no recomiendan el acceso del transporte público.

Alsonso añadió que la previsión es que el viento aumente de intensidad a partir del mediodía en la zona norte, área metropolitana y zona sur, en cota alta, y dijo que la lluvia ha sido intensa en algunos puntos, pero no peligrosa.

El presidente insular la avisó de que la situación esta tarde va a ser de riesgo por la intensidad del viento, por lo que todos los medios de protección seguirán activados y pidió mucha precaución a la población.