La propuesta recoge las distintas líneas de gestión y actuaciones que se deben realizar en la finca en los diferentes ámbitos con la intención de regular los aprovechamientos y usos actuales y potenciales, compatibilizándolos con la sostenibilidad y el respeto por el patrimonio ambiental, natural e histórico, según ha explicado el Consistorio en un comunicado.

Esta finca pública municipal acoge varias figuras de protección como las zonas catalogadas como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) -Es Galatzó, s'Esclop y Puig de na Bauçà-; paraje natural de la Serra de Trmuntana, Reserva Natural Especial y el PGOU de Calvià que cataloga la superficie de la finca en tres categorías: Áreas de Interés Natural, Áreas de Interés Forestal y Área de Interés Paisajístico.

Entre los objetivos generales que se plantean en el Plan director destacan conservar y mantener la finca y sus valores medioambientales y tradicionales, establecer un nuevo modelo de gestión de la finca o mantener vivo el sistema agropecuario priorizando los valores paisajísticos tradicionales.

Además, desde el Ayuntamiento han subrayado que este Plan también pretende la difusión, sensibilización y disfrute sostenible de la ciudadanía, regular los usos existentes y potenciales, elaborar un plan de usos y gestión eficiente de Galatzó, que permita a medio plazo conseguir los objetivos propuestos; y potenciar el turismo sostenible, entre otras actuaciones.

Por último, el Plan director se empezó a redactar en 2017 por parte del servicio de Medio Natural y Urbano del Ayuntamiento de Calvià, a través del programa Joves Qualificats del Institut de Formació i Ocupació de Calvià (IFOC) y la cofinanciación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el Fondo Social Europeo (FSE).