La investigación se centró en un hombre de origen marroquí con residencia en Las Navas, al que se sometió a labores previas de investigación, informes operativos, vigilancias y análisis criminal, que hicieron pensar a los investigadores que pudiera tratarse de un punto de venta de droga.

Por eso se comprobó que el investigado se dedicaba prácticamente a diario y de forma exclusiva a la venta al menudeo de cocaína en Las Navas y en su entorno, para lo que contaba con la colaboración de su hermano.

También adulteraba la cocaína con productos farmacéuticos para incrementar los beneficios económicos al multiplicar así la droga previamente adquirida.

Ninguno de los dos investigados desarrollaba actividades laborales remuneradas, a pesar de lo cual disfrutaban de una situación económica desahogada.

Junto a la cocaína se ha aprehendido una báscula de precisión y otros útiles para el envase de las papelinas, 300 euros procedentes del tráfico de drogas, y documentación con anotaciones haciendo referencia a deudores por la compra de droga.

Consulta aquí más noticias de Ávila.