Rafael Morales durante su intervención
Rafael Morales durante su intervención Europa Press

Lo ha hecho en su intervención tras tomar posesión como presidente de la Audiencia de Jaén, un acto que ha estado presidido por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, y al que han acudido integrantes de la Sala de Gobierno del TSJA, así como seis presidentes de audiencias provinciales de Andalucía como son los de Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Almería y Granada.

Además, de aludir a "la malograda" Ciudad de la Justicia, Morales también ha apostado por la puesta en marcha de un servicio común de

ejecutoria penal, además de abogar por un pacto de Estado por la justicia porque "la justicia no puede seguir siendo la cenicienta de los Presupuestos Generales del Estado".

Ha señalado que "no es momento para conformarse" y ha manifestado su disposición a mantener un contacto fluido con las administraciones, aunque ha indicado que eso no impedirá que siga reclamando mejoras "desde el respeto y la lealtad" con el único fin de mejorar la justicia y acercarla a la ciudadanía.

El nuevo presidente de la Audiencia ha tenido palabras para agradecer el papel desarrollado por sus antecesores en el cargo, y ha destacado que asume "el reto" de esta nueva etapa en su vida profesional con el deseo de "devolver una parte de todo lo mucho y bueno que me ha dado esta tierra" a la que llegó procedente de Granada para tener su primer destino en Martos (Jaén) tras ingresar en la carrera judicial por oposición en 1989.

Ha subrayado que su deseo es contribuir a que la justicia en Jaén sea un "ejemplo de eficacia y eficiencia", al tiempo que ha destacado el valor del que considera "el mejor" equipo de profesionales. Sin embargo, ha reconocido la necesidad de ampliar la planta judicial

sobre todo en la Audiencia, Penal y Contencioso Administrativo porque "ya no vale sólo con el esfuerzo personal". También ha resaltado el "buen clima de cordialidad y entendimiento" con todos los jueces y magistrados de la provincia, a los que ha reconocido su gran labor.

Por su parte, el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, ha deseado al nuevo presidente de la Audiencia "éxito y acierto". Ha señalado que Jaén "tiene un gran presidente", que "va a ser útil para una mejor administración de justicia". Ha señalado que para el cargo se precisa "sensibilidad con los ciudadano y compromiso" para una justicia que "le falta muchos medios y muchas reformas".

El nuevo presidente de la Audiencia de Jaén, nacido en Loja (Granada), ingresó en la Carrera Judicial por oposición en 1989 y tuvo su primer destino en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Martos, para servir luego en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Santa Fe (Granada).

Tras ascender a la categoría de magistrado, ejerció su función jurisdiccional en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Badajoz y más tarde en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jaén. En 1998 obtuvo destino en el Juzgado de lo Penal número 3 de la capital jiennense, donde permaneció hasta 2005.

En esa última fecha se incorporó como magistrado a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén, en la que estuvo destinado hasta 2014, cuando pasó a la Sección Primera del mismo órgano judicial. Rafael Morales también fue juez decano de Jaén entre 1999 y 2005 y ha sido miembro electo de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en dos ocasiones.

Además, el nuevo presidente de la Audiencia jiennense cuenta con experiencia docente como profesor en cursos de formación y como tutor externo del 'practicum en Derecho' de la Universidad de Jaén.

Consulta aquí más noticias de Jaén.