Dinero
Dinero EUROPA PRESS

Así, según dicho informe, Cataluña repitió de nuevo en 2017 como la comunidad autónoma con un IRPF más elevado para las rentas medias y bajas, además de ser la región con un mayor número de tributos propios, mientras que Madrid volvió a ser la región en la que menos abonan los contribuyentes vía IRPF, con una diferencia de hasta 273 euros entre ambas comunidades en el caso de contribuyentes con unos ingresos medios de 30.000 euros.

En el caso de los salarios medios-altos, en la Comunidad de Madrid las rentas de 30.000 euros pagan 4.829 euros, frente a los 5.102 en Cataluña. A partir de ahí, en las rentas de 45.000 y 70.000 euros es Extremadura la región donde más pagan los contribuyentes vía IRPF, con 9.822 y 19.931 euros, respectivamente, frente a la región presidida por Cristina Cifuentes, donde los madrileños pagan 9.306 y 18.975 euros en esos tramos.

El estudio refleja que en los tramos más bajos y medios, de 16.000 a 30.000 euros, ya que las rentas de hasta 12.000 euros están exentas en toda España, Cataluña es la región donde más IRPF pagan sus ciudadanos, frente a la Comunidad de Madrid, la autonomía donde menos se paga en todos los tramos.

Así, un salario de 16.000 euros anuales, el más común en España, paga de media 1.611 euros de IRPF en Cataluña, frente a los 1.434 que abona en la Comunidad de Madrid, lo que supone un 12,3% menos; y en el tramo del salario medio de 20.000 euros, en Cataluña se pagan 2.510 euros, frente a los 2.303 euros de la Comunidad de Madrid.

Para las rentas más altas, desde los 110.000 euros al año, es la Comunidad Valenciana la que impone un IRPF más alto, mientras que Madrid sigue siendo la región donde pagan menos los contribuyentes.

TRIBUTOS PROPIOS

El presidente del CGE, Valentín Pich, ha explicado que los tributos propios suponen una "escasa" fuente de financiación para las autonomías, ya que representan solo el 2,2% de la recaudación tributaria en 2016, año en el que la recaudación aumentó en 122,5 millones a través de estos gravámenes.

En el caso de Cataluña, es la región con un mayor número de tributos propios, al contar con 18, de los que tres han sido declarados inconstitucionales, tras haber reformado el impuesto sobre grandes establecimientos comerciales, y haber creado cuatro nuevos tributos propios.

Estos son el impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos, sobre el riesgo medioambiental de la producción, manipulación y transporte, custodia y emisión de elementos radiotóxicos, sobre bebidas azucaradas, sobre las emisiones de dióxidos de carbono de los vehículos de tracción mecánica y el impuesto sobre los activos no productivos de las personas jurídicas.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.