El Rey junto a la alcaldesa de Barcelona.
El Rey junto a la alcaldesa de Barcelona y a la vicepresidenta del Gobierno. ACN

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha explicado que este domingo en la cena del MWC señaló al Rey que "la Constitución se puede defender de muchas maneras diferentes" y que esperaba "más empatía" y que fuera "más conciliador" en su discurso tras el 1-O.

Ada Colau ha explicado en una entrevista en RAC1 su breve conversación con Don Felipe cuando, como anfitriona de la cena, antes de sentarse a la mesa fue a saludarle.

"El Rey fue muy educado y, resumidamente, me dijo que su papel era defender la Cosntitución", a lo que ha explicado que ella le respondió que había muchas formas de defenderla.

Ha relatado que también saludó a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aunque no llegó a "hablar con detalle" con ella, y que no pudo hacerlo luego porque, pese a estar sentadas en la misma mesa, estaban a varios metros de distancia, ha dicho.

La alcaldesa Colau, que no asistió a la recepción previa al monarca, algo que nunca había sucedido, como "gesto político" de protesta, ha señalado que pidió al Rey que entendiese que "la situación es anómala y difícil" y que "la gente está muy dolida".

"Siempre nos hemos distinguido por defender el diálogo. Al Rey le dije lo mismo: que las cosas deben resolverse con diálogo y democracia y que esto es incompatible con las cargas del 1 de octubre. Y que el 3 de octubre esperábamos un gesto diferente del Rey y no que avalara aquellas cargas", ha explicado Ada Colau.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha explicado en un tuit que fue "testigo directo" de la conversación entre la alcaldesa y el Rey y ha manifestado su deseo de que "ayude a normalizar las relaciones institucionales".

En la entrevista, Colau también ha señalado que la cena fue "relativamente tensa" y durante ella, "el Rey no se dirigió en ningún momento ni a mí ni al presidente del Parlament -que tampoco fue al 'besamanos' en protesta-", aunque en estas cenas "no es sencillo hablar" y "normalmente sólo hablas con la persona que tienes al lado".

Colau y el presidente del Parlament, Roger Torrent, no asistieron a la recepción del Rey Felipe VI por el MWC, pero sí a la cena del domingo en el Palau de la Música Catalana, de la que ha destacado que "dentro de lo que cabe fue bien".

"Es una cena que organiza la GSMA en nuestra ciudad, por lo que evidentemente teníamos que estar", ha aseverado, y ha explicado que pudo hablar unos minutos con el Rey antes de comer y le trasladó que su negativa a acudir al 'besamanos' no era personal sino que pretendía reflejar el malestar de parte de la sociedad catalana por la actitud del monarca tras el 1-O.

Sobre las protestas en la calle contra el Rey durante la cena, en las que hubo un detenido y varios heridos, Ada Colau ha señalado que "todo el mundo tiene derecho a manifestarse, pero los Mossos tenían que preservar la seguridad del Palau de la Música", y ha añadido que ha pedido "informes para saber qué pasó exactamente fuera del Palau".

Continuidad del MWC en Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este lunes que en la GMSA, la asociación que agrupa la industrial del móvil y que impulsa el Mobile World Congress (MWC), "están muy contentos de cómo está yendo todo" y no se cuestiona la continuidad del evento en la capital catalana.

"Nadie lo ha cuestionado y hay un compromiso firmado en un convenio hasta 2023", ha recordado el mismo día en el que abre puertas el congreso internacional del móvil.

Colau ha defendido que todas las administraciones, "también el Gobierno del Estado", trabajan para la continuidad del MWC en Barcelona, y que así lo expresan tanto en público como en privado.

Sin embargo, varias voces en el Gobierno central han advertido de que el congreso podría irse de Barcelona si no hay estabilidad, ante lo que la alcaldesa ha reivindicado que lo que ha "asustado" a la GSMA fueron las cargas policiales del 1 de octubre y la declaración de independencia.

Por ello ha llamado a todas las instituciones a dejar de lado las divergencias políticas y a trabajar "para hacer que el congreso, la ciudad y la economía funcionen".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.