Bus urbano
Bus urbano en Igualada. ACN

El Ayuntamiento de La Bisbal del Penedès (Tarragona) pondrá en marcha una prueba piloto de un nuevo servicio de autobús a demanda, que no tendrá horarios ni paradas fijas y que los usuarios podrán solicitar a través de una app.

De este modo, los vecinos que lo necesiten deberán solicitar el servicio a través del teléfono móvil o tableta, que permitirá localizar dónde está la persona y se le indicará el punto más cercano al que deberá dirigirse para subir al bus, a la vez que también fijará el tiempo aproximado de espera.

Según el Ayuntamiento, ese tiempo máximo de espera será de 45 minutos y el servicio funcionará hasta las 20.00 h, alargando el horario actual, que finaliza a las 16.00 h. La prueba piloto, impulsada por la empresa Tunnll, es pionera en España y comenzará a funcionar el próximo mes de julio.

Con este nuevo servicio, el Ayuntamiento de La Bisbal quiere evitar los desplazamientos innecesarios que hace el bus urbano y ahorrar emisiones de CO2, según ha destacado esta semana la alcaldesa Agnès Ferré. La previsión es llegar a todos los barrios y núcleos donde ahora no llega el transporte público, por lo que habrá dos autobuses que ofrecerán el transporte a demanda en todo el municipio.

Dentro del nuevo servicio, también se quiere ofrecer a los comercios de La Bisbal la posibilidad de bonificar el ticket de bus a aquellos vecinos que hayan utilizado el transporte público para ir hasta su tienda. La intención es replicar el sistema que se utiliza en otros municipios, en el que los establecimientos regalan a los clientes tickets para pagar el aparcamiento del coche.

Desde la empresa Tunnll han remarcado que el nuevo servicio se utilizará a través de una app instalada en dispositivos telefónicos o tabletas, si bien ha matizado que en las personas de edad avanzada o que no dominen los dispositivos electrónicos se les permitirá solicitar el servicio a través de una centralita telefónica.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.