Pazo de Meirás
Pazo de Meirás. EUROPA PRESS

La inmobiliaria de lujo Mikeli ha anunciado este viernes en su página web la puesta a la venta "en exclusiva" del Pazo de Meirás, propiedad de la familia Franco y ubicado en la localidad coruñesa de Sada, por ocho millones de euros. "El Pazo de Meirás está en venta", publicita esta empresa inmobiliaria radicada en Cantabria en internet.

En el anuncio, que ya no es accesible en internet, figuran fotografías del exterior del inmueble y un vídeo de la propiedad incluido en el catálogo de la inmobiliaria, que considera "un gran hito profesional" contar en su catálogo con el pazo, que tiene categoría de Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2008.

Fuentes de la inmobiliaria consultadas han declinado hacer más comentarios sobre la puesta en venta del inmueble, sobre el que la Xunta tiene derecho de tanteo en el caso de que se produzca una hipotética oferta.

Piden sancionar a la familia Franco

Tras conocerse la publicación de la oferta, la vicepresidenta de la Diputación de A Coruña, Goretti Sanmartín, ha urgido a la Xunta a iniciar "de manera inmediata" un expediente sancionador a la familia Franco por anunciar la venta del Pazo de Meirás sin transcurrir los dos meses preceptivos para poder ejercer el derecho de tanteo.

La formación política Sadamaioría, por su parte, ha defendido la presentación "inmediata" de una acción de nulidad por la vía judicial civil contra del título de propiedad de los Franco sobre el inmueble, así como la correspondiente anotación preventiva en el Registro de la propiedad.

El Pazo de Meirás fue propiedad de la escritora Emilia Pardo Bazán y sirvió de residencia de verano durante muchas décadas del dictador Francisco Franco, a quien el pueblo gallego donó el edificio y los terrenos que lo rodean en 1938 tras una cuestación popular.

Asociaciones para la recuperación de la memoria histórica de A Coruña han exigido en la última década la devolución del inmueble a la sociedad por considerar que la familia Franco se hizo con la propiedad de forma ilegítima al tratarse de donaciones obligadas o recaudadas por coacción.

La declaración del pazo como Bien de Interés Cultural obliga a los familiares de Franco a abrirlo al público cuatro días al mes. La familia Franco se opuso a esta decisión de apertura, pero un proceso judicial que culminó en 2010 con una sentencia del Tribunal Supremo ratificó esa decisión del gobierno gallego.

Los hijos de Carmen Franco apoyan la venta

El gerente de la inmobiliaria que ha puesto a la venta el Pazo de Meirás, Antonio Avilés, ha asegurado que "todos" los hermanos hijos de Carmen Franco, que falleció el pasado mes de diciembre, están de acuerdo en deshacerse de la vivienda.

En declaraciones a Europa Press, el gerente de Mikeli Luxury Real, que es de origen gallego, ha reconocido que el revuelo social apoyado por el compromiso político puede "dificultar" la venta porque "hay gente que no quiere problemas, al margen de que, en general, "fácil vender no es nada".

Antonio Avilés ha explicado que su inmobiliaria se dedica "exclusivamente a la venta de este tipo de inmuebles", que pueden ser "o bien para alguien que los quiera para uso personal o como hotel o centro de restauración", y ha mostrado su "satisfacción" por poder encargarse de este pazo.

El gerente de la inmobiliaria con sede en Santander (Cantabria) ha asegurado que tiene "mucha sintonía con los hermanos", especialmente con Carmen Martínez-Bordiú, y con la recientemente fallecida hija de Franco, de ahí que buscasen su empresa, dijo, para la puesta en venta del pazo.

Preguntado por si todos los hermanos están de acuerdo con la venta de este inmueble, ha afirmado que es así y que, aunque no esté repartida todavía la herencia de Carmen Franco, se trata de "adelantar trabajo". "La decisión (de venderla) es firme", ha remarcado y ha agregado: "Todos están de acuerdo, al 100 por cien, si no, yo no puedo hacer nada".

Por otro lado, y al ser interpelado por si ya se informó a la Xunta o esperarán hasta que haya un comprador, ha dicho que "cuando haya una oferta de compra, lógicamente, el departamento jurídico tomará los pasos legales". La Xunta tiene derecho de tanteo si aparece un comprador ya que se trata de un bien de interés cultural (BIC), así que es obligado ofrecer el inmueble a la institución pública antes de venderlo a un comprador privado, pero solo en ese momento, según han explicado tanto el gerente de esta inmobiliaria como otros profesionales vinculados a ventas de lujo.

En cuanto al precio de ocho millones de euros, ha asegurado que es "un precio bajado" y que si él los tuviese, él mismo compraría este emblemático pazo, que otrora fue propiedad de la familia de Emilia Pardo Bazán. "Se podría vender en más, pero la realidad es que no quieren tampoco ni prolongar mucho. Quieren olvidarse de Meirás y de Sada", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.