Según ha informado el EVE, estas cifras suponen un incremento del 67% en relación al año anterior, cuyos resultados fueron de 21 buques gaseros descargados con 2,7 millones de m3 de GNL, equivalentes a 1,2 millones de toneladas. El origen de estos suministros importados son, en este orden, Perú (52%), Nigeria (22%), Trinidad&Tobago (14%) y Noruega (12%).

Por otro lado, BBG regasificó un total 29.265 GWh que, frente a los 17.121 GWh de año precedente, ha supuesto también un salto importante cercano al 71%. En lo que se refiere a la carga de cisterna de GNL por carretera, actividad que cada vez está cobrando mayor importancia, se alcanzó la cifra de 2.222 cisternas cargadas, equivalentes a 651 GWh, valor que también supera ampliamente a las 1.615 cisternas y 487 GWh del año anterior.

La demanda de Gas Natural está viviendo un incremento importante en todo el Estado con un ascenso del 9,2% (+5,1% la convencional y +26,7% la de generación de electricidad) y en lo que se refiere a la cobertura de la demanda mediante GNL ha sido del 51,2%, regasificación y carga de cisternas incluidas.

GNL

Dentro de este mismo ámbito del sistema gasístico español, BBG ha recibido el 16,5% del total de GNL que ha entrado en dicho sistema ha cubierto prácticamente la totalidad de la demanda de gas natural del País Vasco (99,3%) y el 8,8% de la demanda de gas natural de todo el Estado, cumpliendo así con su misión de garantizar el suministro de gas natural al País Vasco y de reforzar el sistema gasista español.

Por otro lado, el nivel de utilización de regasificación relativa de las instalaciones de BBG, con un 36%, ha sido el más alto del de todas las plantas del sistema y en cuanto a regasificación absoluta, ha ocupado la tercera posición por detrás de las plantas de Barcelona y Huelva.

Además, el nivel de utilización del almacenamiento medio relativo de las instalaciones de BBG, con un 51%, ha sido el más alto de todas las plantas del sistema, en torno a un 16% del GNL almacenado en la plantas del Estado.

Los resultados económicos de la compañía también han evolucionado en consonancia con este incremento de la utilización de las instalaciones. Así, los valores provisionales ofrecen unos resultados de EBTDA de 40,2 millones de euros y de BDI de 13,2, valores superiores a los del año precedente.

AÑO DE NUEVOS PROYECTOS

Por otro lado, 2017 ha sido un año "importante" en cuanto a proyectos novedosos. Así, BBG ha modificado sus instalaciones marítimas y de carga de buques para dar respuesta a las nuevas necesidades del mercado, en concreto, adaptándolas al tráfico de pequeños barcos que por su reducido tamaño no podían ser recibidos ni cargados o descargados en las instalaciones de BBG.

Se han introducido modificaciones en el frente de atraque, así como en los elementos de carga. Este proyecto ha finalizado con éxito y en enero de 2018 se realizó con total normalidad las pruebas de carga y descarga de un pequeño buque, el Oizmendi, que a su vez realizó también con "excelentes resultados" el primer suministro de GNL a un buque mediante una operación ship to ship (de barco a barco, la primera operación de estas características en todo el Atlántico y Mediterráneo).

La mejora de la eficiencia y el uso racional de la energía ocupa un papel destacado en la actividad diaria de la empresa y, en ese sentido, BBG ha continuado con su política de reducción de consumos energéticos mediante actuaciones de mejora en bombas criogénicas y en alumbrado.

Por otro lado, se ha desarrollado un novedoso proyecto que ha permitido mejorar la recuperación del boil-off (GNL evaporado) generado en planta, lo que supone reducir el mínimo técnico de funcionamiento de la planta sin quema en antorcha de los 120.000 Nm3/h a 65.000 Nm3/h.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.