El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha manifestado este viernes la discrepancia del equipo de Gobierno con la interpretación de los agentes de la Policía Municipal que en la noche del pasado miércoles identificaron y trasladaron a Comisaría a tres mujeres que pegaban carteles para llamar a la huelga feminista del próximo 8 de marzo.

El regidor vallisoletano ha ofrecido una rueda de prensa este viernes en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento para explicar la posición del equipo de Gobierno en la que, entre los asistentes, estaban dos mujeres integradas en la Asamblea de la Huelga Feminista, quienes durante el turno de preguntas de los periodistas, han interpelado al alcalde para mostrar su disconformidad con la versión que ha ofrecido.

Tras recalcar el apoyo del equipo de Gobierno a la huelga del próximo 8 de marzo, Óscar Puente ha explicado que los agentes policiales llevaron a cabo una actuación policial "de buena fe" al interpretar la norma de la ordenanza ciudadana que está en vigor, pero ha recalcado que el equipo de Gobierno no está de acuerdo con dicho criterio.

Según el regidor, las tres mujeres implicadas pegaban carteles de llamamiento a la Huelga en un lateral del mercado de Las Delicias cuando una dotación de la Policía Municipal las requirió la identificación.

Una de ellas entregó su documentación en el propio lugar, pero, según Luis Vélez, las otras dos se negaron, por lo que los agentes las trasladaron a la Comisaría de la Policía Nacional para proceder a su identificación. Una vez completado el trámite, las tres mujeres quedaron en libertad.

Puente ha precisado que los agentes consideraron que podrían estar pegando los carteles sin permiso, por lo que decidieron levantar el acta a las tres feministas, para lo cual era necesaria la documentación de las mismas. "Si a una persona se le solicita la documentación para abrir un acta y no la aporta, se le conduce a Comisaría", ha advertido el regidor.

En todo caso, ha matizado que la apertura de un acta "no quiere decir que haya una sanción", sino que deberá determinarlo el inspector correspondiente.

Eso sí, Puente ha recalcado que la actuación policial "parte de una interpretación" con la que el equipo de Gobierno no está de acuerdo, motivo por el cual ha explicado que se ha enviado una instrucción a la Policía Municipal, basada en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León del año 2013 en la que se defiende que en el caso de pegadas de carteles debe prevalecer la libertad de expresión.

Esa instrucción, según Puente, explica la interpretación del artículo 5 de la ordenanza ciudadana en vigor, aprobada en su día por el Partido Popular, y también de la normativa recién aprobada por el equipo de Gobierno y que tendrá valor dentro de aproximadamente un mes y medio.

Esa ordenanza, señala el alcalde y según la tesis del TSJCyL prohíbe actuaciones con "publicidad política o comercial" que "destruyan o deterioren" bienes municipales o de terceros, pero no entra en el ámbito de prohibición cualquier "forma de expresión política, vecinal, ideológica o social que incida en esos bienes". "Incidir, no deteriorar", ha subrayado Puente.

ESAS ACTUACIONES "NO SON PUNIBLES"

"En estos casos, la preeminencia de la libertad de expresión legitima esas expresiones", ha añadido el regidor, quien ha mostrado su coincidencia con este punto de vista y ha aseverado que actuaciones como las que llevaron a cabo las tres mujeres el pasado miércoles "no son punibles".

De esta manera, el equipo de Gobierno espera que, con el envío de la citada instrucción, "no haya confusiones" y situaciones como la polémica creada por la identificación de estas tres feministas "no vuelvan a producirse", pues cabe recordar que colectivos feministas han convocado una concentración en la Plaza Mayor en la tarde de este lunes para criticar la "represión de la Huelga" por parte del Ayuntamiento.

A este respecto, Puente ha defendido que los tres partidos "del equipo de Gobierno" -los dos que lo conforman, PSOE y VTLP, y el que apoya sus políticas, Sí Se Puede- "son convocantes de la huelga del 8 de marzo" y apoyan "inequívocamente" los paros, al tiempo que ha recordado que los representantes municipales participarán en los actos que se desarrollen el día 8.

Así, ha considerado que las críticas sobre la "represión" de este equipo de Gobierno parten "desde la mala fé" ya que "mezclan una actuación policial, acertada o no" con "intenciones políticas". "Se ha tratado de trasladar que la actuación policial se enmarca en una línea de represión de la libertad de expresión. Eso es una falacia", ha apostillado Puente

Durante el turno de preguntas, dos miembros de la Asamblea de la Huelga han tomado la palabra para manifestar su versión y mostrar sus dudas sobre el relato que ha hecho el alcalde sobre la actuación policial y, además, han matizado que PSOE, VTLP y SíVA "no son convocantes" de la huelga.

Según las dos activistas, la convocatoria a la que se refieren está promovida por colectivos feministas y respaldada por sindicatos como CGT y CNT y no la que se plantea con paros de dos horas en cada turno.

Sin embargo, Óscar Puente ha recalcado que el secretario general de su partido, Pedro Sánchez, "hace llamamiento" a participar en la convocatoria de huelga.

Por otro lado ha interpretado que las dos mujeres presentes en el Salón de Recepciones acusaban al equipo de Gobierno de "represión" y ha aseverado que, en primer lugar, habían podido estar presentes en una rueda de prensa e "interpelar" al alcalde durante el momento en el que se abre el turno de preguntas de los periodistas. "Luego saldrás a la calle diciendo que soy un represor", ha reprochado el regidor socialista.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.