En su proposición, Udalberri Bilbao en Común ha planteado la adopción de un acuerdo plenario mediante el cual se inste al equipo de Gobierno a "adoptar las medidas necesarias para garantizar el ejercicio del derecho fundamental de huelga a todas aquellas personas comprometidas con acabar con la discriminación social, legal, política, moral y verbal contra las mujeres", a "dar su apoyo, publicidad y respaldo al paro de mujeres convocado para el día 8 de marzo y a instar al Gobierno Vasco y al central a que "aumenten el presupuesto en igualdad y lucha contra la violencias machistas".

Finalmente ha salido adelante una enmienda de modificación del equipo de Gobierno, con los votos a favor de PNV, PSE y Ganemos Goazen Bilbao,

el rechazo de Udalberri Bilbao en Común y la abstención del PP.

En la enmienda aprobada, el pleno del Ayuntamiento de Bilbao insta a la Junta de Gobierno a "desarrollar las políticas municipales con perspectiva de género, incidir en la transmisión de valores para promover cambios culturales hacia una sociedad igualitaria, y desarrollar programas de sensibilización y formación dirigidos a fomentar la corresponsabilidad de los hombres en las tareas de cuidado y mantenimiento del hogar, así como a compartir los espacio de decisión con las mujeres".

Además, se emplaza a la Junta de Gobierno a "contribuir, en el ámbito de su competencia, al desarrollo y consolidación de recursos y servicios públicos para apoyar el cuidado y promover la articulación de estrategias comunitarias para la corresponsabilidad social en los cuidados".

Por último, se insta "a toda la ciudadanía de Bilbao a participar de manera activa en los diferentes actos y acciones que organicen y convoquen con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres".

GRUPOS

En la defensa de su iniciativa, la portavoz de Udalberri Bilbao en Común, Carmen Muñoz, ha señalado que la huelga del 8 de marzo "la hacemos las mujeres contra la invisibilización a la que están sometidos nuestros trabajos de cuidados, nuestra doble, a veces triple, jornada laboral, la brecha salarial y las violencias machistas".

"Es una huelga de justicia social, pero también para dejar claro que ese trabajo no remunerado de las mujeres sufraga el costo en cuidados que sustenta a las familias, apoya a las economías y, a menudo, suple las carencias en materia de servicios sociales", ha remarcado.

Desde Ganemos Goazen Bilbao, Conchi García ha destacado que el 8 de marzo es una fecha en la que las mujeres celebrarán "no solo el orgullo de ser mujeres, sino que darán un paso global para clamar contra la desigualdad, la discriminación salarial y la violencia que sufrimos como colectivo, todo ello mediante un paro que eleve nuestra voz alta y clara".Desde ese punto de vista, ha reprochado a los grupos que "no hayan sido capaces" de ponerse de acuerdo para aprobar una propuestas conjunta en torno a la huelga general.

La edil de EH Bildu Alba Fatuarte ha dicho que "este 8 de marzo va a ser diferente" y "lo que deberíamos de hacer desde este pleno es sumarnos a la convocatoria del movimiento feminista de Euskal Herria, haciendo extensiva la llamada a la huelga convocada para los ámbitos laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo".

En su opinión, "no debe el pleno instar al Gobierno municipal a apoyar la huelga, sino que debe ser el propio en pleno en su conjunto quien la apoye".

La edil del PP Beatriz Marcos ha apostado por "la corresponsabilidad, por las políticas de igualdad destinadas a mujeres y hombres, por la flexibilidad en el ámbito laboral, por más servicios de apoyo a la familia, ayudas y exenciones, por la reducción de la brecha salarial, por modificaciones legislativas que mejoren la transparencia retributiva y promuevan las actuaciones proactivas en materia de igualdad salarial, y por erradicar la violencia machista, objetivo principal de las políticas de Igualdad del Gobierno del PP".

RESPETO AL DERECHO A LA HUELGA

La edil del área de Alcaldía, Contratación y Recursos Humanos, Gotzone Sagardui, ha asegurado que el Ayuntamiento de Bilbao "respeta el derecho fundamental a la huelga de los trabajadores, no solo en esta convocatoria, sino en todas aquellas que se han sucedido y que se sucederán, manteniéndose los servicios mínimos establecidos para atender a las necesidades de la ciudadanía".

Sagardui ha dicho que le llama la atención que "en un llamamiento a acabar con la discriminación social, legal, política, moral y verbal, sea a un paro de mujeres, cuando está más que demostrado que la necesidad de cambio en el ámbito de la igualdad entre mujeres y hombres es un cambio social global". Por ello, ha pedido que "no seamos nosotras mismas con nuestras propuestas doblemente discriminadoras".

Asimismo, ha subrayado que "la publicidad de la huelga corresponderá a sus convocantes, aquellas organizaciones, asociaciones o movimientos que la promueven" y, en ese sentido, ha asegurado "estar de acuerdo en muchas de las demandas, pero no es el Ayuntamiento quien convoca ni quien organiza, por lo que no corresponde al mismo su publicidad".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.