Elena Allué y Arturo Aliaga
Elena Allué y Arturo Aliaga PAR

Aliaga ha dicho, en rueda de prensa, que se "opone contundentemente" y va a luchar contra esa "amenaza" con "uñas y dientes" para "abortar" cualquier reforma electoral que perjudique a Aragón "como así sería, y la someta a la pérdida de representación en las Cortes Generales". No podemos permitir "un retroceso" fruto de la "insolidaridad territorial" y de intereses "electorales".

Ha continuado diciendo que sería una "barbaridad mayúscula, insolidaria y muy preocupante que causaría a Aragón un daño "irreparable y mayúsculo" ya que de llevarse a cabo dicha reforma y en las condiciones propuestas, Aragón vería "reducido su peso político en el conjunto nacional y por ende, mermadas sus posibilidades de futuro".

Arturo Aliaga se ha mostrado muy preocupado y ha incidido en que quienes defienden ese tipo de reforma "traicionan" a Aragón, ya que la Comunidad perdería como mínimo tres escaños en el Congreso de los Diputados si no se incluyeran factores correctores para evitarlo.

Así, ha asegurado que el Partido Aragonés (PAR) rechaza frontalmente cualquier propuesta de modificación de la Ley Electoral que pueda suponer la pérdida de representación actual que tiene nuestra Comunidad Autónoma y cada una de sus circunscripciones -Huesca, Teruel y Zaragoza-, tanto en el Congreso como en el Senado, y el peso relativo que dicha representación supone en el conjunto. Así consta en una proposición no de ley presentada en las Cortes el pasado jueves, día 15 de febrero.

El presidente del PAR ha recordado que los 350 escaños del Congreso de los Diputados se eligen en 52 circunscripciones, además de Ceuta y Melilla, y que la Ley asigna de entrada dos escaños por circunscripción. A partir de ahí se añaden escaños por población, ha explicado Aliaga indicando que en la actualidad hay 13 diputados en Aragón: 3 por Teruel, 3 por Huesca y 7 por Zaragoza. "Si se materializaran las intenciones de algunas fuerzas políticas podríamos pasar a perder 3 representantes, dos por Teruel y uno por Huesca".

TRATO JUSTO

Por su parte, la impulsora de la iniciativa, María Herrero, ha manifestado que lo justo y solidario es que el sistema suponga una "discriminación positiva hacia las circunscripciones menos pobladas y no al revés como se pretende". Por eso, ha defendido que "este Parlamento debe manifestarse clara y rotundamente en contra de tamaña propuesta que perjudicaría notablemente a Teruel y Huesca".

Herrero ha exigido que "no exista un trato privilegiado sino justo y ajeno a intereses partidistas que alejan de su propio y legítimo futuro a territorios como Aragón con baja densidad de población, uno de nuestros grandes problemas y un reto sin parangón", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.