El concejal ha denunciado que han contabilizado hasta 75 personas que no deberían constar en el censo porque no viven en el municipio de Avilés, sino que lo hacen en otros concejos asturianos e, incluso, hay gente de Coruña y Extremadura. "Es evidente que no son de Avilés", ha dicho. A ellos se suman otros ocho afiliados domiciliados en casa de familiares de la ciudad, pero que les consta viven en otras localidades.

En este sentido ha apuntado a que su rival, Pedro de Rueda, que reside en Gijón, se encuentra censado en una oficina de Avilés, en la misma en que se encuentran otras dos personas, siendo una de ellas el portavoz municipal del PP, Carlos Rodríguez de la Torre, que vive en Salinas. Araujo también ha detectado varios domicilios supuestamente de Avilés que no existen o direcciones de Piedras Blancas que se atribuyen a Avilés.

Por otra parte hay varias cuotas de 10 y 15 euros que se ingresaron directamente en la cuenta del PP. "A mi se me rechazó a gente que no pagaba la cuota de 20 euros y que no domiciliaba el recibo, así que se ve que es claramente algo hecho para que la gente participe en el congreso y adultere el resultado", ha indicado el candidato popular.

Araujo también ha denunciado ante el comité que tres de sus avales que fueron rechazados por no estar al corriente de pagos sí lo están y que al pedir el censo se le entregó un listado "a mala fe. Está en formato papel, sin ordenar, no se ha contado a los afiliados, ni aparece cuándo se afiliaron ni si están corriente de pagos y eso dificulta mucho mi candidatura". Ha criticado que cuando se quejó por este proceder "no se corrigió".

Consulta aquí más noticias de Asturias.