Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, los hechos han tenido lugar en una discoteca donde las víctimas, todas mujeres, habían dejado sus pertenencias sin vigilancia.

Pasadas las cinco de la mañana de este pasado domingo se recibió una llamada en la Ertzaintza desde una discoteca de San Sebastián, informando de que tenían retenido a un varón al que habían sorprendido robando en los bolsos de algunas mujeres.

De inmediato se presentaron en el local varias patrullas de la Ertzaintza y tras hacerse cargo del sospechoso, procedieron a su registro localizándole nueve teléfonos móviles y un total de 300 euros. Los agentes procedieron al arresto del varón acusado de varios delitos de robo y a la incautación de los objetos.

El arrestado, un varón de 22 años, fue trasladado a dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial. Hasta el momento se han recogido un total de siete denuncias de víctimas, todas mujeres, que ya han recuperado sus teléfonos.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.