Plantaciones de marihuana descubiertas en la provincia
Plantaciones de marihuana descubiertas en la provincia GUARDIA CIVIL

Podrían haber incurrido en supuestos delitos contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga, y de defraudación de fluido eléctrico, ha informado la Guardia Civil en una comparecencia pública con el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes.

El trabajo de información de los agentes de la Guardia Civil de Santa Fe permitió averiguar que en cuatro viviendas unifamiliares de esa localidad pudieran estar cultivando cannabis sativa y elaborando marihuana.

Por ello, a lo largo de la mañana del pasado viernes, la Guardia Civil desplegó un dispositivo en torno a estas viviendas y realizó cuatro registros localizando cuatro plantaciones tipo 'indoor' que sus propietarios habían habilitados en los dormitorios de sus domicilios. Los agentes han intervenido 700 plantas, cuatro aparatos de aire acondicionado, 60 lámparas halógenas, 60 transformadores, cuatro filtros de carbono y abonos específicos.

El Instituto Armado, con la ayuda de técnicos de Endesa, que también han participado en el operativo, ha descubierto cuatro enganches ilegales a la red eléctrica.

Esta última operación contra el cultivo ilegal de droga es la número siete de las que ya se han realizado en Santa Fe desde primeros de año. A lo largo de este mes y medio, la Guardia Civil ha intervenido más de 3353 plantas de cannabis sativa y han sido puestas a disposición judicial siete personas por delitos contra la salud pública.

OPERACIÓN FRONTORIO

En otro operativo contra el cultivo ilegal de marihuana, la Guardia Civil de Loja ha concluido la operación Frontorio, en la que llevaba trabajando desde el pasado mes de enero, descubriendo en esa localidad una nave industrial donde los agentes han intervenido 1.080 plantas de cannabis sativa: 680 aún en sus maceteros y 400 en proceso de secado.

En esta operación, la Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de esa localidad, dos hombres de 37 y 43 años, sin antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, y de un delito de defraudación de fluido eléctrico, ya que los agentes descubrieron que la electricidad necesaria para el cultivo 'indoor' procedía de un enganche ilegal.

Consulta aquí más noticias de Granada.