Terremoto en México
Fotografía cedida por la Agencia Quadratín que muestra una casa afectada en la población de Jamiltepec en el estado de Oaxaca (México) tras un potente terremoto. EFE

México evalúa la gravedad de los daños dejados por el terremoto de este viernes a medida que la ayuda fluye a las zonas afectadas en el centro y sur del país, donde hubo dos heridos, 200 casas afectadas y 1,3 millones de personas sufrieron cortes temporales de servicio eléctrico.

Alrededor de 4.800 marinos y militares, con helicópteros y aviones, fueron desplegaron en las zonas que más sintieron el terremoto de magnitud 7,2 del viernes como parte de la respuesta desplegada por las autoridades ante la emergencia.

Estos planes fueron ensombrecidos la noche de viernes por el accidente de helicóptero que llevaba a la zona más afectada por el sismo al secretario de Gobernación (ministro), Alfonso Navarrete, y al gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Murat.

La caída de ese aparato de la Fuerza Aérea Mexicana en una zona de Jamiltepec causó trece muertos y 15 heridos en tanto que el ministro de gobernación y el gobernador recibieron solo lesiones leves.

Los responsables mexicanos de Desarrollo Social (Sedesol), Eviel Pérez Magaña, y de la Defensa Nacional (Sedena), el general Salvador Cienfuegos, llegaron el sábado a Jamiltepec para hacer tareas de supervisión y evaluación de los daños, informaron las autoridades.

En esa localidad el general Cienfuegos expresó a los residentes su pésame y su consternación por las víctimas del accidente del helicóptero y afirmó que la Sedena "asume totalmente su responsabilidad de lo que aquí aconteció".

Daños en 200 casas

Al actualizar los datos de las incidencias por el terremoto, el Comité Nacional de Emergencia confirmó que unas 200 casas resultaron dañadas en cinco municipios de Oaxaca, que fueron los que más resintieron los daños.

Las autoridades precisaron que las dos personas lesionadas en Pinotepa Nacional son hasta ahora los únicos casos registrados en relación al movimiento telúrico, sin que por el momento se informe de más heridos en otras partes del país.

Señalaron que un total de 1,3 millones de personas sufrieron cortes de energía eléctrica en la región que fue sacudida por el terremoto y que hasta este momento la Comisión Federal de Electricidad ha recuperado ya un 97 % del servicio.

En Ciudad de México se registraron las mayores incidencias en el servicio eléctrico al afectar a poco más de medio millón de usuarios de 112 colonias de la urbe, precisaron.

Las autoridades de Ciudad de México indicaron que hubo heridos ni muertos y que los mayores daños materiales fueron la caída de la fachada de un edificio y de una valla.

El servicio de transporte de Metro solo se vio interrumpido brevemente y se reanudó pocos minutos después, indicaron las autoridades.

Casi 700 réplicas

El sismo de 7,2 grados se registró a las 17.39 horas del viernes (00.39 del sábado en la península) con epicentro a once kilómetros al sur de Pinotepa Nacional (Oaxaca) y a una profundidad de doce kilómetros, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

El Sismológico confirmó que hasta las 12.00 horas del sábado (19.00 en España) se han registrado 686 réplicas del terremoto, la más fuerte con una magnitud de 5,9 que tuvo lugar casi una hora después del terremoto principal.

La jefa de Sismológico, Xyoli Perez Campos, subrayó en una rueda de prensa que por ahora no se puede suponer que estos tres sismos estén relacionados.

"Habrá que hacer una serie de análisis para ver si hay relación. Revisar todos los datos para ver si está o no relacionado, si lo provocó o aceleró, son análisis que toman días e inclusive meses", apuntó la científica mexicana.

El terremoto del 16 de febrero es el tercero de gran magnitud que ocurre en el centro y sur de México en los últimos cinco meses, desde que los poderosos temblores del 7 y 19 de septiembre pasado que dejaron un total de 471 víctimas mortales.