Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira
Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira EUROPA PRESS

Ana Isabel Jiménez, que "comience a gobernar contando con las propuestas positivas de los grupos de la oposición y para todos los alcalareños".

A la hora de defender la necesidad de este pleno extraordinario, recordémoslo, los representantes de las fuerzas de oposición del Ayuntamiento alcalareño rememoraban el punto de inflexión vivido en el Consistorio, cuando en 2016 Antonio Gutiérrez Limones (PSOE) renunciaba a la Alcaldía, después de que el juez que investiga las presuntas irregularidades detectadas en la gestión de la extinta sociedad municipal Alcalá Comunicación (ACM) le ofreciese personarse en la causa para ejercer su defensa. Gutiérrez Limones, de hecho, acaba de prestar declaración ante el Tribunal Supremo a cuenta de dicha investigación.

Tras la dimisión de Gutiérrez Limones, alcalde de Alcalá durante 21 años, la socialista Ana Isabel Jiménez se proclamaba nueva alcaldesa con los únicos votos del PSOE, pues no prosperó el intento de gobierno alternativo promovido por IU-Alternativa Alcalareña, el PA y dos de los ediles de Alcalá Puede.

Desde entonces hasta ahora, según las fuerzas de oposición, la alcaldesa ha gozado de "un amplio margen de confianza expectante" y los grupos han "colaborado" con el Gobierno local del PSOE y han "aprobado y aportado ideas para recuperar el dinamismo de esta ciudad, tan deteriorado y en cuesta abajo en los últimos tiempos". No obstante, critican que pese a dicho margen, el Gobierno local de Ana Isabel Jiménez haya sumido a la ciudad en una "parálisis", esté protagonizando diferentes incumplimientos y fomentando la confrontación política.

Dado el caso, la presidente del PP alcalareño, Sandra González, y la portavoz municipal del PP, Carmen Rodríguez Hornillo, han recordado que "en 2017, el PP se abstuvo en los presupuesto para desbloquear la situación de años de presupuestos prorrogados y con el acuerdo de incluir importantes y necesarias propuestas del PP, pero el gobierno municipal apenas ha cumplido el cinco por ciento de este compromiso, lo que dice muy poco de su fiabilidad y palabra".

"Pero además, y respecto a la situación económica, el incumplimiento del techo de gasto en el presupuesto de 2016 y el más que previsible incremento en la liquidación del presupuesto de 2017 nos van a obligar a un nuevo plan de ajuste con subidas de impuestos y reducción de gastos, que nos impedirán planificar inversiones para nuevas infraestructuras y equipamientos muy necesarios para nuestra ciudad", avisan las populares, reclamando además medidas para combatir la tasa de paro "del 26 por ciento" que sufre el municipio.

Igualmente, las populares han lamentado el retraso de proyectos de infraestructura cuya promoción se circunscribe a la Junta de Andalucía, como el tranvía de Alcalá o el desdoble de la carretera A-392. Por eso, las populares esperan que "este debate sobre el estado de la ciudad haya servido a la alcaldesa para asumir los errores de su gestión, pero también para empezar a cambiar el rumbo de su gobierno". "Para ello tiene que escuchar el mandato de las urnas y empezar a gobernar con todos los partidos de la oposición

y para todos los alcalareños", señala el PP alcalareño.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.