El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha negado la "ruptura unilateral" de la negociación del Pacto Educativo y ha evidenciado la "dificultad real" de poder seguir avanzando en una negociación de este pacto "con garantías".

Durante meses, el Departamento se ha reunido con los sindicatos para conocer sus propuestas y estudiarlas, con el fin de proponer un borrador de Pacto que "ayude a superar una situación de años de recortes y pérdida de derechos laborales y poder adquisitivo de los y las docentes de Navarra".

El Departamento de Educación, en este sentido, ha elaborado una propuesta que "mejora de forma clara las condiciones laborales del profesorado, pero que aun así no satisface las expectativas sindicales", ha afirmado el Ejecutivo foral en un comunicado.

El Gobierno de Navarra ha explicado que se ha conseguido un "amplio consenso" en torno a muchos de los puntos recogidos en el borrador del Pacto, si bien la negociación ha llegado a una "vía muerta" en lo referente a la reversión del número de horas de docencia directa.

La propuesta presentada por el Departamento de Educación a la Mesa Sectorial recoge reducir en Infantil y Primaria dos horas de docencia directa para el curso 2018/19 (bajada a 23 sesiones) y dos en Secundaria para el curso 2020/21 (bajada a 18 sesiones). "Estas medidas de reversión supondrían 5 millones de euros anuales para contratación temporal en Infantil y Primaria de 132 docentes y 15 millones anuales más en Secundaria para la contratación de 351 docentes; consolidando 20 millones en los presupuestos de Navarra", ha destacado el Ejecutivo.

A todo esto, ha continuado el Gobierno, hay que sumar "la dificultad que a día de hoy existe para la contratación de personal temporal en tanto el Gobierno central no lo resuelva". Además, ha resaltado la "dificultad de casar medidas como la de la reversión de las horas con la exigencia estatal de reducir la temporalidad al 8%". Dado que la previsión es proceder con una OPE de estabilización en los próximos tres años, el Departamento no ve viable acometer la reversión en otros plazos distintos a los propuestos.

En este sentido, las organizaciones sindicales "no han consentido una calendarización como la planteada", ha explicado Educación que ha criticado "las posiciones de 'o todo o nada' defendidas por algunas formaciones sindicales".

Desde el Departamento de Educación aseguran que "hoy por hoy, no se dan las condiciones necesarias para alcanzar un acuerdo con garantías de cumplimiento". "En todo momento se ha puesto sobre la mesa la voluntad de este Departamento por negociar, en un margen real de maniobra, con la firme voluntad también de cumplir lo pactado, recordando que el Pacto de 2007-2011 no se cumplió y que desde hace siete años se está sin pacto ninguno", ha remarcado.

En cualquier caso, el Departamento ha planteado en Mesa Sectorial que "se va a seguir por el camino de la reversión y mejora con o sin acuerdo" y que "está siendo de gran utilidad el proceso de negociación por el que se ha podido conocer al detalle los puntos de vista y las propuestas de las organizaciones sindicales".

"Prueba de ello es que muchos de los puntos del acuerdo ya están recogidos en los presupuestos este 2018 y se están llevando a cabo: innovación educativa 320.000 euros; 1.030.000 euros para estabilización de equipos docentes; 1,8 millones para aumentar de recursos en la atención a la diversidad y a las necesidades educativas especiales; 1.200.000 euros en la formación del profesorado; 3,1 millones para el desarrollo de la formación profesional; además de lo relativo a los criterios de sustitución, la mejora de los derechos sindicales o la contratación de más docentes derivada de la reversión de la ratio de alumnado por aula en Infantil y Primaria, que ya es un hecho desde el curso 15/16", ha destacado el Gobierno de Navarra.

Consulta aquí más noticias de Navarra.