En una nota de prensa, la organización sindical ha lamentado la "incertidumbre creada" y la "excesiva precipitación" en la puesta en marcha de esta medida, así como "la falta de información y la inseguridad que está creando, ante el empeño de llevarse a cabo el presente curso".

UGT ha asegurado que en los centros donde se imparte FP "todavía no conocen las modificaciones de fin de curso 2017-2018, ante el probable cambio de fechas y que afectará a la celebración de las pruebas extraordinarias".

La decisión se tomó por parte del Departamento de Educación, coincidiendo con el período vacacional de Navidad "sin consultar previamente a las organizaciones sindicales".

FeSP UGT ha precisado que una decisión de "gran calado" como ésta afecta a las condiciones laborales del personal y altera el curso de los alumnos, "dificultando la programación de los primeros y dislocando los planes de los segundos, máxime cuando se recibió la noticia con un trimestre del curso consumido".

Ahora, prácticamente a mitad del curso, está obligando a los centros a improvisar fechas de exámenes en junio "para evitar sorpresas" ya que hasta que no se publique en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), la Administración no puede comunicar pautas y fechas.

FesP UGT ha estimado que para poner en marcha una medida como esta debe ser consensuada en las Mesa de la Educación con las organizaciones sindicales "y en caso de salir adelante establecer unos tiempos lógicos que permitan una adecuada planificación en los centros y a los alumnos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.