Emaya
Emaya EMAYA

El sistema de Recogida Selectiva Móvil de Emaya, que ya funciona desde el pasado mes de mayo en los barrios de la Calatrava, Sindicato y Montesión, se amplía ahora al resto de barrios del centro histórico, combinado con la recogida puerta a puerta para comercios, establecimientos turísticos, centros escolares y otros grandes productores.

Así lo ha anunciado este viernes la presidenta de Emaya, Neus Truyol, quien ha explicado que la implantación se hará en esta ocasión de forma gradual en los diferentes barrios.

Asimismo, comenzará el 12 de marzo en el barrio de la Seu, con la eliminación de los contenedores convencionales de esta zona y la colocación de nuevas plataformas de recogida selectiva móvil en la calle Palau Real, Mirador, Morei y calle Portella.

A partir del 19 de marzo, se implantará en el barrio de Cort, con la incorporación de una nueva plataforma en la plaza de Santa Eulalia y unas en la calle de Sant Crist y de la Corderia. También se ampliará la zona incluida del barrio de Sindicat con la incorporación de nuevas plataformas en la plaza del Banc de l'Oli.

Posteriormente, la Recogida Selectiva Móvil colocará el 9 de abril un total de seis nuevas plataformas en San Nicolás, otras tres el 23 de abril en el barrio de la Lonja-Borne y Puig de Sant Pere, y cinco más en Sant Jaume el día 30 de abril.

Asimismo, en total se implantan 27 nuevas plataformas, que sumadas a las 18 existentes, conformarán un total de 45 plataformas de contenedores en el centro histórico de Palma.

Desde Emaya han recordado que estas plataformas se instalan y se retiran diariamente en unos puntos determinados porque entre las 19.00 horas y las 23.00 horas los vecinos puedan depositar los residuos seleccionados según un calendario establecido. Los vehículos que transportan las plataformas son pequeños, eléctricos, silenciosos y no contaminantes.

Además, con este nuevo servicio en los barrios donde ya funciona desde mayo, en seis meses se ha pasado del 20 por ciento al 72 por ciento de recogida selectiva, unas cifras "sin precedentes en Palma y un éxito logrado gracias a la buena acogida de los vecinos y la implicación de la ciudadanía", han expresado la entidad pública.

Como novedad en esta segunda fase, se modificará el calendario de recogida selectiva para permitir incrementar y facilitar aún más el reciclaje. Esta ha sido una demanda ciudadana, recogida de las conversaciones con las asociaciones de vecinos, las encuestas realizadas a 300 ciudadanos, así como la conclusión del balance realizado por los técnicos responsables del servicio.

De este modo, las fracciones de envases y papel y cartón que ahora se recogen tres días a la semana, pasarán a partir de día 5 de marzo a recogerse cuatro, y el vidrio pasará recogerse de dos días a tres. Como consecuencia, los días de recogida de rechazo se reducirán de cuatro días a tres.

Este nuevo calendario se aplicará también a partir de día 5 en los barrios donde el sistema ya funcionaba y los vecinos de esta zona recibirán los próximos días el nuevo calendario en sus casas o lo podrán recoger en los puntos informativos y en las oficinas de Emaya.

Otra de las novedades será la coexistencia del sistema de recogida selectiva móvil con unas áreas de contenedores convencionales (de superficie y los subterráneos existentes) para facilitar la adaptación al nuevo sistema.

Así, habrá contenedores en la zona de la Lonja y también a varios puntos de la Rambla, calle Unión, Born y Conquistador. Estos puntos tendrán siempre contenedores de cuatro fracciones para permitir también la recogida selectiva.

Desde la entidad pública han destacado que se ampliará la recogida puerta a puerta y se llevará a cabo una campaña de información y concienciación que cuenta con la participación de un equipo de ocho personas.

Por último, Emaya ha resaltado que otras ciudades y empresas de gestión de residuos se han interesado por este sistema, especialmente por el carácter "innovador" y por sus posibilidades para los centros históricos y ciudades patrimoniales.