Isaac Pola.
Isaac Pola. EUROPA PRESS

El resultado de la votación fue de 16 votos a favor (PP, UPN y FORO), 11 votos en contra (Unidos Podemos, Ciudadanos y Esquerra Republicana de Cataluña) y 9 abstenciones (PSOE).

Pola niega que existan discrepancias aunque si "matices" entre la línea que mantiene el Gobierno del Principado y la que defiende el Grupo Parlamentario del PSOE en la Cámara Baja, aún así asegura que están totalmente de acuerdo en lo sustancial. "No se discute la transición energética se discute el camino a seguir", apunta.

En este sentido, el consejero volvió a insistir en la importancia que tienen las centrales térmicas de carbón en la estructura socio-económica de la región. "En base a ello decimos que la transición energética, que no se discute, debe de estar debidamente programada y conforme de manera armónica con la evolución tecnológica".

Pola señala que estas premisas pasan por el equilibrio entre objetivos ambientales que marcan las pautas del proceso de transición pero equilibrados con las cuestiones técnicas.

Advierte de las implicaciones que tiene el cierre de la térmica de Lada sobre el empleo y la actividad económica y ha insistido en que la política energética no puede estar en manos de decisiones de carácter empresarial sino que tiene que estar en manos de los gobiernos. "Apoyamos cualquier iniciativa que permita a los gobiernos que tengan en su mano los instrumentos normativos que regulen esta cuestión", añade.

Consulta aquí más noticias de Asturias.