Laila A. se trasladó a Vigo desde Zúrich, donde trabaja y vive con su familia, y pudo compartir un rato con el pequeño, antes de marcharse para regresar a la ciudad suiza.

Según ella misma ha explicado a través de redes sociales, volverá a comparecer en sede judicial en una vista fijada para el próximo 5 de marzo. Mientras tanto, podrá comunicarse todos los días, a las 19,00 horas, con su hijo a través de videoconferencia (Skype), según "mandato judicial".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.