Fachada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba
Fachada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba EUROPA PRESS

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, la citada marca es titular de distintos registros y modelos que reproducen diferentes representaciones gráficas, siendo la más conocida la de un oso.

De este modo, la procesada, de unos 28 años, al menos entre 2011 y 2014, a través de la página web ofrecía a la venta piezas de bisutería que "imitaban las representaciones gráficas" de la marca, obteniendo por tanto "beneficios económicos" gracias a "ilícitas reproducciones fieles de marcas y diseños registrados a favor de la firma" conocida.

Como resultado de las investigaciones, en 2014 la Policía Nacional registró el domicilio de la acusada en Villafranca de Córdoba y encontraron un colgante y una pulsera "falsificadas" con dos figuras que "imitaban al oso protegido como marca registrada".

Durante el registro, según el fiscal, la mujer manifestó que tenía varios efectos de esas características en el domicilio de sus padres, donde ella accedió "de manera voluntaria" y sacó nueve entrepiezas de figura de niña, 25 entrepiezas de figura de oso con colores, ocho figuras de oso de color plata, dos entrepiezas de figura de elefante de colores, 11 figuras de oso de color negro, seis entrepiezas de figura de niño con colores, 28 figuras de distintos colores de oso, dos entrepiezas color plata de figura de oso y otras 14 entrepiezas de figura de oso con distintos colores, todo ello "falsificaciones que imitaban modelos protegidos como marca".

Tras ello, la procesada "facilitó" las investigaciones y comprobaron que en un local comercial de la capital cordobesa, regentado por el otro acusado, de unos 32 años y de nacionalidad china, supuestamente se vendían productos de la misma marca que "vulneraban derechos de propiedad industrial de marcas de prestigio", según el Ministerio Público.

Al respecto, los agentes intervinieron cien broches de plata con figura de oso, 30 bronces con figura de oso, 16 'pack' de figuras de oso en plata, 275 entrepiezas de figura de oso con cristal en diferentes colores y tamaños, 77 pares de pendientes de bola con oso, siete pulseras con figura de oso y seis anillos con figuras de oso, entre otros objetos, todo ellos "falsificaciones que imitaban modelos protegidos como marca" a favor de la entidad conocida.

En concreto, el fiscal detalla que el perjuicio a la marca por "las falsificaciones" del procesado en caso de haberse vendido habría sido de 28.900 euros, mientras que el de la acusada, de unos 2.000 euros. Para el varón ha pedido un año y tres meses de prisión y multa de 5.400 euros y para la mujer, ocho meses de cárcel y multa de 4.200 euros, con la atenuante de colaboración.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.