Los hechos tuvieron lugar cuando los agentes pertenecientes a la Sección Fiscal de la Guardia Civil del aeropuerto de Málaga

interceptaron al pasar por el control de aduanas a tres pasajeros de un vuelo procedente de Atenas y con escala en Roma que portaban ocultos en su equipaje facturado un total de 6.757 cajetillas de tabaco de diferentes marcas para distribuirlo en España.

Los pasajeros, de origen egipcio y sirio, habrían adquirido el tabaco en Egipto y lo habían trasladado hasta España en un vuelo desde Atenas, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Las nueve maletas en las que habían ocultado el tabaco habían sido registradas a nombre de uno de ellos, que fue detenido por un delito a la Ley de Contrabando al igual que sus dos acompañantes, siendo depositado en las dependencias de la aduana del aeropuerto de Málaga todo el tabaco aprehendido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.