Desde la organización han recordado en una nota que Samper, nacida en el pueblo almeriense de Fondón, "mantuvo viva" la memoria de Marcelino Camacho tras su muerte así como la lucha sindical "inspirando a las siguientes generaciones, participando incluso en varias reuniones que se organizaron en CCOO Almería".

A los 14 años se afilió al Partido Comunista de España y desde su juventud formó parte de un grupo de apoyo de a inmigrantes y refugiados políticos, gracias a lo cual conoció a quien fuera su pareja durante 62 años.

En el año 1965 creó el Movimiento Democrático de las Mujeres, que fue el inicio de lo que hoy se conoce como Movimiento Feminista, "cuyo objetivo era luchar por la mejora de las condiciones de vida de los presos políticos".

Tras el indulto en el año 1975 de los encarcelados por el proceso 1001, Marcelino Camacho y Josefina Samper pudieron salir de la clandestinidad "reavivando la lucha social, sindical y política por la mejora de los trabajadores de nuestro país".

Consulta aquí más noticias de Almería.