Rueda de prensa
Rueda de prensa CEDIDA

Con una aportación de entre el 13% y el 15% del PIB canario, un 25% de las empresas inscritas en la Seguridad Social con algún trabajador a su cargo y un 21% del total de las afiliaciones a la Seguridad Social, el comercio es uno de los grandes pilares que sustentan la economía y el empleo del archipiélago; por eso la buena evolución que está teniendo en los últimos ejercicios está influyendo de manera decisiva en la recuperación de la economía de Canarias.

Así lo ponen de manifiesto los datos que aflora el último boletín de coyuntura sectorial elaborado por el servicio de estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que hoy viernes fue presentado por la directora general de Comercio del Gobierno de Canarias, Ángeles Palmero, y por el presidente de la Cámara, Santiago Sesé, junto con la directora general de la Institución, Lola Pérez.

Los resultados del cuarto trimestre del pasado año muestran una campaña navideña al alza por quinto año consecutivo, con cierta tendencia a la desaceleración, aunque con un promedio en ventas muy superior al computado por la media de comercios españoles. Así, el Índice de Comercio al por Menor (ICM) a precios constantes del cuarto trimestre de 2017 fue en Canarias un 2,9% mejor que el de 2016, especialmente por el aumento del mes de diciembre, que mejora en un 3,4% el índice de hace un año, superando en 1,8 puntos al ICM nacional que, para el mismo periodo, registró una tasa de variación del 1,2%.

Se trata de un comportamiento favorable en la mejor época de ventas para el sector que favoreció también un buen registro anual, de forma que el año 2017 terminó con un aumento medio anual de las ventas del 3,2%, superando también la tasa promedio nacional que fue del 1,2%.

Los principales responsables de este buen resultado, apuntó Santiago Sesé, "fueron el incremento del gasto que realizaron los cerca de 16 millones de turistas que visitaron las islas y la progresiva recuperación del empleo que, poco a poco, se va apreciando en el incremento del poder adquisitivo de las familias y, sobre todo, en una mayor confianza que, ayudada por unas favorables condiciones financieras, están propiciando un progresivo crecimiento del consumo en las islas".

Otro de los aspectos positivos que se desprenden del contenido del boletín es el hecho de que, a pesar de que el número de empresas comerciales inscritas a la Seguridad Social con algún trabajador a su cargo en el sector comercial ha permanecido estable en 2017, con tan solo un leve retroceso anual del 0,2%, el número de empleos no ha parado de crecer, tal y como muestra el aumento del 4,8% del promedio anual del Índice de Ocupación del Comercio Minorista. También, el más elevado de todo el territorio nacional durante el pasado año.

Liderazgo nacional en las ventas y en la ocupación que quiso poner en valor la directora general de comercio, Ángeles Palmero, destacando "la capacidad que ha tenido el comercio para superar la dura e intensa crisis vivida y que ahora, gracias a la buena coyuntura de la economía, también está permitiendo generar sinergias con otros sectores de la economía, además de contribuir a la dinamización de nuestras ciudades".

OTROS INDICADORES.

Del mismo modo, otros indicadores del mercado de trabajo confirman la significativa recuperación en este sector. De hecho, a 31 de diciembre del pasado año, el número de afiliaciones del comercio canario alcanzó las 160.621, cifra que supone 4.954 afiliados más que un año antes; mientras que el número de parados inscritos en las oficinas de empleo público retrocedía hasta los 34.600, con 2.567 desempleados menos que a finales de 2016.

Datos cuantitativos positivos que se han ido traduciendo cualitativamente en una evolución al alza de la confianza empresarial, siendo cada vez más los empresarios comerciales optimistas en relación con su situación empresarial. De hecho, el 84% de los comercios canarios mantuvo estable o mejoró su actividad durante la última campaña navideña, frente a tan solo un 17% de los encuestados que apuntó un retroceso en su comparativa con el trimestre estival. Un buen comportamiento que se mantiene de cara a la actual campaña de rebajas con un porcentaje de respuestas al alza del 18% y un aumento de la estabilidad hasta el 65%.

A la luz de los resultados, el presidente cameral afirmó que el comercio está viviendo un momento "benigno"; "sin embargo, son muchos los retos a los que se enfrenta por los cambios tan acelerados que se están produciendo en los hábitos de los consumidores y en los nuevos formatos de venta a través del comercio electrónico, cuyo crecimiento está siendo exponencial en los últimos años". Evolución del mercado minorista que, a juicio de Sesé, "es inevitable una vez que la digitalización, el big data e internet ya están presentes en el día a día de los consumidores y, sobre todo, entre los más jóvenes, que son los que están marcando la evolución telemática del sector".

Es esta línea, apuntó, "será necesario continuar apoyando a los emprendedores para crear empresas del sector comercial, a través de la reducción de cargas administrativas y la provisión de información útil para el inicio y desarrollo de la actividad". Además, destacó que en un territorio como el canario "debemos trabajar desde la singularidad territorial, aportando soluciones diferenciadas entre el comercio dirigido a los residentes y el que está implantado en zonas turísticas, en las que se deberá promocionar el turismo de compras y acentuar la seguridad de los establecimientos comerciales y de los productos".

Líneas de trabajo que destacó Ángeles Palmero, "se vienen acometiendo desde la colaboración público privada con programas como el Plan Nacional de apoyo al Comercio Minorista en coordinación con el Gobierno de Canarias, con el apoyo de las Cámaras de Comercio y que en los últimos años ha permitido acometer actuaciones en todas las islas del archipiélago a través de las que se ha apostado por la formación, la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación, en la gestión de las empresas, en el escaparatismo, en la atención al cliente o en los planes de dinamización comercial con los que buscar sinergias con otros sectores de actividad, como fórmulas para seguir impulsando la modernización y la competitividad del sector comercial de las islas".