La detención se produjo después de que una llamada de un vecino del barrio de Alcaravaneras informara de que había observado una fuga de agua que provenía de una vivienda colindante y había intentado avisar a sus moradores tocando repetidamente a la puerta, si bien quien respondió a la llamada fue un niño de corta edad, desaliñado, descalzo y a medio vestir, que le indicó que estaba solo en casa y no sabía dónde se encontraba su madre.

Seguidamente los agentes se desplazaron hasta el citado domicilio y se hicieron cargo del menor hasta la localización de su madre, quien fue detenida como presunta autora de un delito de abandono de familia, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Asimismo, los hechos han sido puestos en conocimiento de la Sección de Menores-Servicio de Protección de Víctimas de la Fiscalía Provincial de Las Palmas. Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.