La dirección de JxCat apunta a que sea la portavoz del grupo en el Parlament, Elsa Artadi, la candidata a ser investida presidenta de la Generalitat, una opción que han trasladado a los grupos de ERC y la CUP, según ha asegurado este jueves 'Rac1'.

Si finalmente esta opción tira adelante, el presidente del Parlament, Roger Torrent, anunciaría un nuevo pleno de investidura en el que escogería a Artadi en sustitución de Carles Puigdemont, que sería restituido simbólicamente en el cargo, a través de una propuesta de resolución aprobada en el Parlament que no tendría ningún efecto jurídico.

En cuanto al nuevo ejecutivo catalán, la propuesta que se está analizando es que JxCat y ERC se repartirían las consejerías de manera que este nuevo Govern buscaría el principio de paridad entre hombres y mujeres. También habría tanto consejeros del anterior gobierno de Puigdemont como dirigentes nuevos.

A Sabrià (ERC) no le consta

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha dicho este jueves que no le consta que JxCat haya propuesto un nombre alternativo al de Carles Puigdemont para ser investido president, si bien ve "con buenos ojos" una última propuesta de fórmula para la investidura que les han hecho llegar, que no ha concretado.

En declaraciones a TV3, Sergi Sabrià ha negado que las formaciones independentistas estén negociando ya algún nombre alternativo que haya propuesto JxCat para ser investido presidente de la Generalitat en el Parlament ante la imposibilidad de que Carles Puigdemont pueda defender su candidatura en la cámara catalana.

"A mi no me consta que JxCat haya puesto otro nombre encima de la mesa", ha señalado Sabrià, antes de puntualizar que "no corresponde a ERC proponer nombres, por lo que ya los valoraremos cuando sean propuestos, pero seguro que no será un problema".

Sobre la fórmula que permita desencallar la investidura y, al mismo tiempo, restituir a Carles Puigdemont como president, el portavoz republicano ha indicado que ERC ve "con buenos ojos" las últimas propuestas que le ha hecho llegar JxCat, pero que "aún estamos trabajando intensamente par conseguir el acuerdo".

Según Sergi Sabrià, el objetivo a conseguir es que el Parlament pueda investir a un candidato a la presidencia y, al mismo tiempo, "encontrar la forma de legitimar la figura de Puigdemont" como presidente legítimo.

ERC, sin embargo, sigue siendo muy escéptica sobre la propuesta de JxCat de reformar la ley de la presidencia y del Govern como vía para desencallar la investidura, ya que considera que esto implica una tramitación "muy larga" con la posibilidad de tener que esperar varios dictámenes del Consejo de Garantías Estatutarias.

"Tenemos que trabajar con propuestas que tengan 'tempos' más cortos", ha explicado el portavoz de ERC, que ha considerado que "alargar durante dos meses (esta reforma de la ley) es inasumible", y ERC rechaza de plano que esto comporte "la permanencia del 155" durante más tiempo todavía.

JxCat y ERC ultiman una propuesta para restituir la "legitimidad" de Puigdemont

Por otro lado, fuentes de JxCat y ERC han señalado que ambas formaciones están ultimando el texto de una propuesta de resolución para que sea votada en el pleno del Parlament para "restituir" a Carles Puigdemont políticamente, otorgarle el reconocimiento de la mayoría independentista como presidente a pesar de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y poner en valor el papel político que pueda tener. Este documento podría también reclamar la "legitimidad" de los consejeros cesados por el Estado y del Gobierno de Puigdemont. Aseguran que la propuesta de resolución está casi terminada y que podría entrarse en el registro del Parlament este mismo jueves o mañana viernes.

Los dos grupos parlamentarios han decidido impulsar una propuesta de resolución al considerar que esta fórmula permite otorgar a su contenido todo el valor político posible, pero implicaría escasas repercusiones legales y penales para la cámara catalana y para los diputados impulsores. Si se impulsa finalmente este texto, tendrá que ser la Mesa del Parlament la que decida si lo admite a trámite o no y la Junta de Portavoces acordaría llevarlo al pleno o a alguna comisión.

Tanto JxCat como ERC consideran que una propuesta de resolución convenientemente redactada podría intentar ser suspendida por el Tribunal Constitucional si alguien la recurre, pero como que se considera que su valor es político y no legislativo, no implicaría repercusiones legales ni penales.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.