Virgen de Candelaria
Imagen de la Virgen de Candelaria, patrona de Canarias. WIKIPEDIA

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha propuesto hacer presidenta perpetua de la institución a la Virgen de Candelaria, porque la considera un símbolo que reúne valores culturales, históricos y etnográficos, "más allá de las creencias o devociones religiosas".

Alonso, de Coalición Canaria, hizo pública la propuesta la semana pasada a través de las redes sociales, al considerar a la Virgen de Candelaria —patrona de Canarias— un símbolo que reúne valores culturales, históricos y etnográficos, "más allá de las creencias o devociones religiosas".

"No es madera —escribió en referencia a la Virgen—, ni oro, ni mantos, ni siquiera sólo una imagen religiosa, sino algo que vale intensamente mucho más y que nos une a todos bajo una misma bandera de amor, cariño o respeto".

La propuesta de Carlos Alonso ha generado controversia en la ciudadanía y en las redes sociales, así como una iniciativa en change.org que de momento supera las dos mil firmas en la que se pide que se nombre a la Princesa Leia, de la saga cinematográfica Star Wars, presidenta honoraria y perpetua del Cabildo. El Consejo de Gobierno insular, formado por CC y PSOE, ha aprobado la propuesta de Alonso para modificar el reglamento del Cabildo y conceder ese título a la Virgen.

Según ha informado el Cabildo, se van a modificar varios artículos para "otorgar una especial distinción a signos de identidad tinerfeños fruto del consenso colectivo" y con "especial vinculación" con "la ciudadanía de Tenerife y sus valores históricos, sociales, culturales y antropológicos". El título de presidenta honoraria y perpetua del Cabildo se representará con un medallón similar al del presidente honorario y corresponderá al pleno del Cabildo aprobar su imposición.

La imagen de la Virgen de Candelaria va a ser trasladada desde su Basílica a Santa Cruz de Tenerife y a La Laguna entre el 12 y el 17 de octubre y ahí es donde Carlos Alonso "contextualiza esta propuesta", según informa el Cabildo.

Según Alonso, "al margen de las creencias o devociones religiosas, la Virgen de Candelaria es un símbolo de unión entre los tinerfeños, no solo de la simbología religiosa tradicional de la población tinerfeña, sino que además constituye un elemento que caracteriza su propia fisonomía cultural e histórica, porque así lo ha querido el consenso social desde tiempo inmemorial, en la medida en que, como hecho histórico, está referenciado en la historia de las islas en tiempos anteriores a la propia conquista".

"La Virgen de Candelaria genera elementos de identidad en Tenerife que merecen sin duda ese honor", según el presidente.