Para Castillo de Canena, empresa con tradición olivarera desde 1780, el premio es una reconocimiento a su trasformación apostando apostando por la sostenibilidad, la conservación de la biodiversidad y la recuperación del medio ambiente, a través de actuaciones como el aprovechamiento ganadero y de restos de poda, la reducción de la huella de carbono y el uso de energías renovables.

Además, tal y como se informa desde el Ministerio, potencia el desarrollo rural y los recursos locales de la zona en que se ubica, hace agricultura biodinámica y cumple con otros estándares internacionales de producción ecológica. Además, le avalan numerosas certificaciones que verifican la consecución de su compromiso medioambiental y de calidad en procesos y productos y numerosos premios internacionales que contribuyen a la divulgación de la producción ecológica española desde la calidad.

La directora de Marketing y Comunicación de Castillo de Canena y propietaria, junto a su hermano Francisco, de la empresa, Rosa Vañó, ha indicado en declaraciones a Europa Press su agradecimiento y satisfacción por un premio con el que se reconoce "el intenso trabajo que llevamos haciendo en los últimos 15 años" para que la empresa sea un referente en producción ecológica y que esta apuesta "llegue a todo el proceso de transformación".

Vañó ha indicado que el galardón, el cuarto de este tipo que acumula esta empresa familiar, es fruto del trabajo compartido de "todo un equipo" que ha interiorizado la sostenibilidad, la conservación de la biodiversidad y la recuperación del medio ambiente para luego implementarlo en todos los procesos y además saberlo comunicar.

Castillo de Canena ha sido el único galardón que se ha quedado en Andalucía en esta XXX edición donde también ha habido premios para las modalidades de 'Industria Alimentaria'; accésit 'Alimentos de España a la Iniciativa Emprendedora en la modalidad Industria Alimentaria'; 'Internacionalización'; 'Producción de la Pesca y la Acuicultura'; 'Restauración'; 'Comunicación'; y el 'Premio Extraordinario Alimentos de España'.

En la modalidad de industria alimentaria el galardón ha recaído en Nestlé España por su programa 'Solís Responsable'. El accésit a la iniciativa emprendedora, en la modalidad industria alimentaria ha sido para la Destileria Siderit, de Arce (Cantabria). La modalidad de internacionalización alimentaria ha sido para Cárnicas Tabladillo, en Segovia; mientras que el de producción de la pesca y de la acuicultura ha sido para Puerto de Celeiro, en Viviero (Lugo).

La modalidad de restauración ha recaído en Los Galayitos por su restaurante Los Galayos, en Madrid. El premio a la comunicación ha sido ex aequo para la Federación Madrileña de Detallistas de la Carne (Fedecarne) y Rebeca Crespo Cepeda. Por último, el premio extraordinario Alimentos de España ha sido para Francisco López Canís, presidente y fundador del Grupo Gourmet.

Consulta aquí más noticias de Jaén.