Vivienda sostenible
Esta normativa amplía "sustancialmente" los espacios mínimos de cada estancia. (ARCHIVO) ARCHIVO

Viviendas más accesibles, con mejor iluminación y en las que se aplicarán criterios sostenibles para el reciclaje y el ahorro energético son las principales características que establecen las nuevas "Normas del hábitat gallego", presentadas hoy por la conselleira Teresa Táboas.

Las habitaciones  tendrán que ser exteriores y con luz natural

Esta normativa sustituirá al actual decreto de habitabilidad de 1992 y amplía "sustancialmente" los espacios mínimos de cada estancia, lo que sitúa a Galicia en la "vanguardia" de España y la convierte en la comunidad autónoma "con espacios mínimos más grandes", subrayó Táboas.

Según la nueva norma, la superficie mínima de una vivienda en Galicia quedará establecida en 40 metros cuadrados, lo que supone "un cambio muy significativo" puesto que el anterior decreto fijaba esta cifra en 26 metros.

Tanto la cocina como los dormitorios, la sala de estar y el comedor tendrán que ser exteriores y con luz natural, aunque, como excepción, uno de los espacios puede tener iluminación a través de un patio interior de al menos 16 metros cuadrados.

Se incorporan accesorios que fomentan la reducción del consumo de agua

Como criterios sostenibles, la nueva norma establece que la extracción de humos se debe llevar hasta la cubierta del edificio, que las aguas residuales serán recogidas para su reutilización, que se habilitarán espacios adecuados para la gestión de residuos para el almacenamiento separado para reciclar en cada edificio y que se incorporen accesorios que fomenten la reducción del consumo de agua.

Una de las reformas más importantes es la relativa al cuarto de baño que permitirá a una persona en silla de ruedas o con movilidad reducida usarlo sin necesidad de cambiar de residencia, puesto que la superficie mínima será de 5 metros cuadrados.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA