Espadas en Sevilla Este
Espadas en Sevilla Este AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha defendido el principio de acuerdo alcanzado entre las administraciones local, autonómica y central, para afrontar cómo construir el tramo de la línea tres de metro comprendido entre el Prado de San Sebastián y Pino Montano. En ese sentido, asegura que dicho principio de acuerdo "no implica renunciar al resto de líneas" del proyecto de la red completa de metro de Sevilla y alerta de quienes buscan "la confrontación" entre los distintos barrios de la ciudad.

Así lo ha manifestado el primer edil en un encuentro celebrado este pasado martes con representantes de unas 40 asociaciones vecinales y sociales de Sevilla Este, respecto a las últimas novedades del proyecto de la red completa de metro de Sevilla.

Y es que después de que en 2009 entrase en servicio la primera y hasta ahora única línea del metro de Sevilla, los proyectos constructivos de las líneas dos, tres y cuatro están listos desde 2011, con un coste global estimado de más de 3.700 millones de euros, a la espera de continuar con las actuaciones.

Pesa al respecto el reciente principio de acuerdo alcanzado entre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el consejero del ramo, Felipe López, y propio el alcalde hispalense, Juan Espadas, para estudiar cómo afrontar la financiación y construcción del tramo de la línea tres comprendido entre el Prado de San Sebastián y Pino Montano, cuyo coste ascendería a unos 718 millones de euros.

El portavoz de Grupo popular del Ayuntamiento, Beltrán Pérez, avisaba no obstante de que construir "media línea de metro" supone "excluir" a los vecinos de numerosos barrios, en alusión al tramo sur de la línea tres. En paralelo, lamentaba el "olvido" del proyecto de la línea dos.

Por ello, y en el marco de una reunión celebrada con una veintena de asociaciones vecinales de barrios como Triana, Bellavista, Los Bermejales, San Pablo, San Jerónimo, el casco histórico o Palmete, abogaba por promover un "pacto" para que "en un plazo razonable se construya de manera continua, ininterrumpida y solapada, la red completa de metro con absoluta preferencia a las líneas dos y tres".

Después, el secretario general de UGT en Sevilla, Juan Bautista Ginés, veía "comprensible" las reivindicaciones de las asociaciones que reclaman un impulso completo a las líneas de metro pendientes de ejecución, solicitando que el principio de acuerdo alcanzado para estudiar la construcción del tramo de la línea tres del metro comprendido entre el Prado y Pino Montano sea aplicado "a toda la línea" tres.

VOCES DISCORDANTES

A continuación, varias decenas de asociaciones vecinales, sociales o de propietarios de los distritos Macarena y Norte formalizaban un escrito en defensa del acuerdo alcanzado para estudiar cómo afrontar la construcción del tramo de la línea tres comprendido entre el Prado y Pino Montano.

En su escrito, recogido por Europa Press, estas asociaciones defienden que "el proyecto arranque en una primera fase" por dicho tramo "para que a continuación y sin ningún tipo de parón se continúe con los trabajos hasta completar la red de metro con las líneas dos, tres y cuatro". Además, estas asociaciones acusaban al PP de intentar "bloquear" el principio de acuerdo alcanzado y "paralizar" la reanudación de las obras del metro.

En este contexto, y el mismo día en el que se formalizaba el escrito de las mencionadas asociaciones, el alcalde hispalense celebraba una reunión con unas 40 entidades vecinales y sociales de Sevilla Este, para detallar los aspectos del principio de acuerdo alcanzado entre las administraciones local, autonómica y central, para recuperar "por fases" el proyecto de la red completa de metro y "comenzar" por el mencionado tramo de la línea tres comprendido entre el Prado y Pino Montano.

La elección de dicho tramo, según el alcalde "obedece a criterios meramente técnicos relacionados con el coste, la rentabilidad y la población a la que daría servicio". "El hecho de comenzar por esta línea y este tramo no significa renunciar al resto de líneas, en las que podemos ir trabajando en paralelo mientras se aborda la construcción de la línea tres", ha defendido.

LA LÍNEA DOS

A colación, ha asegurado que la puesta en marcha de "otras formas de transporte público" en Sevilla Este, donde ha entrado en servicio una línea "exprés" de autobuses y se proyecta una conexión mediante autobuses de tránsito rápido (BTR), "no significa renunciar a la construcción de la línea dos del metro".

Por eso, ha alertado de quienes "buscan la confrontación entre los vecinos de distintos barrios de la ciudad y pretenden plantear un modelo de construcción de todas las líneas del metro a la vez, que técnica y económicamente es inviable". "Pido confianza, que no nos enfrentemos entre unos barrios y otros y que, mientras tanto, sigamos trabajando en el resto de líneas", reclamó Espadas.

"Lo importante ahora es que hemos conseguido desbloquear una situación en la que no se producían avances desde hace años y es un avance que beneficia a toda la ciudad. Estamos trabajando por la vía del acuerdo para conseguir que, al igual que en otras ciudades, el Estado se implique en este proyecto porque hasta ahora buscar la confrontación ente administraciones sólo ha servido para que en Sevilla no se haga nada", señaló Espadas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.