Según han informado fuentes policiales, en el verano de 2017 un ciudadano denunció en los juzgados de Castellón que, en una plataforma de compra-venta digital entre particulares vio anunciada la venta de un

carrete de pesca, por lo que contactó con el anunciante y acordó ingresarle 500 euros en una cuenta bancaria que éste le facilitó, pero no le llegó el artículo ni volvió a tener contacto con él.

Se inició entonces una investigación, y la Policía logró identificar a una mujer residente en Santander como titular de la cuenta, por lo que fue localizada y detenida el pasado viernes. La detenida, con antecedentes, fue puesta en libertad con cargos.

La Policía ha advertido sobre esta práctica, extendida y conocida como captación de 'hombres de paja', que consiste en que miembros de la organización localizan a personas que atraviesan dificultades económicas, o bien con discapacidad psíquica o facultades mentales disminuidas, y les solicitan bajo cualquier pretexto y con engaño la apertura de una cuenta corriente, ofreciendo como contraprestación una cantidad económica.

Una vez abierta la cuenta, el titular entrega al solicitante la cartilla y el PIN para poder operar en los cajeros automáticos, finalizando ahí el vínculo con la organización.

Desde la Policía Nacional se insta a los ciudadanos a rechazar cualquier ofrecimiento de este tipo para ganar un dinero fácil sin aparente coste, y a que cuando realicen compras, bien por internet, o mediante aplicaciones entre particulares, extremen las precauciones para así evitar ser víctimas de estafas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.