Durante la conferencia titulada 'Adolescentes conectados, un reto educativo', que ha impartido en Jaén, invitada por el Instituto de Estudios Giennenses, la presidenta del CAA ha afirmado que es precisa también una regulación sobre contenidos y publicidad en Internet, para impedir el acceso de los menores a contenidos inadecuados.

"Tenemos que ofrecer a los menores herramientas para que sepan interpretar y discriminar los contenidos de los mensajes que reciben a través de Internet, que se enfrenten a ellos con un sentido crítico y que sepan actuar y defenderse ante este aluvión de información", ha afirmado Fernández, quien ha sido presentada por el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes.

En su intervención, ha explicado que una de las consecuencias de la revolución tecnológica que ha desencadenado la era digital es el acceso sin cortapisas de los menores a Internet a edades cada vez más tempranas, donde se enfrentan a una ingente cantidad de mensajes de todo tipo.

Ha recordado que según los datos del último Barómetro Audiovisual de Andalucía, ya a los siete años hay menores que disponen de un móvil, y que el 75 por ciento de los niños y niñas de 13 años tiene un smartphone propio. El 95 por ciento de los menores de 18 años es usuario de una red social, mayoritariamente Whatsapp, seguida de Instagram y Facebook.

También ha citado otros datos de este estudio como el temor de los padres porque accedan a contenidos inapropiados para su edad, a que sufran ciberacoso o discriminación, al riesgo de que puedan ser estafados, o que establezcan contacto con personas desconocidas y puedan exponerse a pederastas. La mitad de los progenitores encuestados en el Barómetro considera que en Internet proliferan mensajes que fomentan el odio por razones de raza, cultura o religión.

El "ineludible" reto educativo ante el imparable uso de la red es una tarea que, según ha explicado la presidenta del CAA, incumbe al conjunto de la sociedad: familias, poderes públicos, entidades reguladoras, y comunidad educativa, que debe ser "el pilar básico".

Fernández ha lamentado que en España ha habido pocos avances en la alfabetización mediática, pese a estar incluida en la agenda internacional desde hace años. También ha llamado la atención sobre el anacronismo de que en España no exista una autoridad reguladora sobre el ámbito audiovisual de carácter estatal.

INICIATIVAS DEL CAA

Para el Consejo Audiovisual de Andalucía, una de las dos entidades reguladoras autonómicas existentes en España, la alfabetización mediática sí es un campo prioritario de atención. Fernández ha reseñado algunas de las iniciativas al respecto como la edición de una guía para afrontarla, la elaboración de un decálogo de recomendaciones para la navegación de menores en Internet, o la convocatoria anual de los premios El Audiovisual en la Escuela, entre otras.

La presidenta del CAA ha abogado también por una revisión de la actual regulación en materia audiovisual "para que conceptos jurídicamente indeterminados como sexismo, estereotipos, dignidad de la mujer, violencia gratuita o pluralismo político queden mejor delimitados". "La falta de concreción impide en muchas ocasiones una actuación contundente de los órganos reguladores, sobre todo en publicidad", ha añadido. Ha aludido por ejemplo a la reciente campaña de Navidad, en la que el 60 por ciento de los anuncios de juguetes emitidos contenían estereotipos y roles sexistas.

Fernández ha recordado igualmente las iniciativas tomadas por el CAA solicitando una regulación de la publicidad de los juegos y apuestas online, que ahora se rige por un código de autorregulación del sector "insuficiente y que se incumple constantemente", y la revisión de la normativa sobre la publicidad de bebidas alcohólicas.

Entre otras cuestiones, se trata de que no se permita ninguna excepcionalidad a la prohibición de emitir anuncios en horario restringido de protección al menor (entre las seis de la mañana y las diez de la noche), y de que se presenten debidamente indicados para evitar que los mensajes promocionales aparezcan insertos en el discurso narrativo de los presentadores, sin diferenciación entre lo que es información de lo que es publicidad, práctica muy extendida actualmente.

Consulta aquí más noticias de Jaén.