Metrosur
Estación Julián Besteiro, en Metrosur JORGE PARIS

Metro de Madrid ha decidido poner punto y final a las deficiencias que presenta Metrosur, como ha denunciado recientemente 20minutos. La línea 12 del suburbano, un anillo de 40,5 kilómetros que conecta las localidades de Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés y Móstoles entre sí y con la capital, cerrará 14 de sus 28 estaciones del 23 de junio al 10 septiembre para solucionar los problemas que presenta la infraestructura y que afectan sobre todo a la plataforma de vía.

El principal problema de la línea es que "el arrastre de agua bajo la plataforma provoca oquedades que hay que rellenar", ha explicado el consejero delegado de Metro Borja Carabante, que ha recalcado en varias ocasiones que "ya se están realizando labores de mantenimiento por la noche" para garantizar la seguridad.

Este cierre parcial de la línea, que en principio no estaba previsto para esta legislatura, afectará al arco norte. En concreto a las estaciones que se encuentran entre El Casar y Universidad Rey Juan Carlos (Getafe, Alcorcón, Leganés y Móstoles). Para los usuarios de la línea se habilitará un servicio alternativo gratuito de autobuses que comprenderá el trazado cortado por obras. Además, el Consorcio Regional de Transportes reforzará los buses interurbanos con destino a Madrid. En la estación Puerta del Sur, se cerrará el andén de la línea 12 mientras que funcionará con normalidad el de la línea 10.

El coste de los trabajos será de 24 millones de euros que saldrán de las arcas regionales, ya que, de momento, no se reclamará a las empresas concesionarias de la obra ninguna cantidad por presunta mala ejecución de los trabajos iniciales. "Tenemos que hacer un análisis sobre cuáles son las causas, pero de momento sabemos que es lo que pasa y lo que hay que hacer", ha afirmado Carabante.

Los usuarios de Metrosur siempre han denunciado las filtraciones de agua y el deficiente estado de las vías, lo que provoca que en algunos tramos, como el de San Nicasio-Leganés Central, los trenes no pudiesen superar los 30 kilómetros por hora, ralentizando así la marcha del servicio. Para aumentar la fiabiliadad, la velocidad comercial y mejorar la capacidad de tránsito de los trenes, en estos trabajos técnicos se van a inyectar dosis de cemento en la plataforma, se realizarán labores de impermeabilización y se van a sustituir 81.759 tacos que unen la vía a la plataforma.

Los trabajos se realizarán en verano para que tengan un menor impacto en los usuarios, ya que en el periodo estival la afluencia de viajeros puede disminuir hasta un 40% en una línea con una media diaria de 115.000.

Esta infraestructura, inaugurada en abril de 2003, que costó más de 1.000 millones de euros y se hizo en tan solo cuatro años, siempre ha estado rodeada por la polémica debido a las deficiencias que presenta, lo que ha motivado su cierre parcial en cinco ocasiones entre 2012 y 2015 y un informe negativo del Ministerio de Fomento. El año pasado la línea 12 fue utilizada por 34,8 millones de viajeros, un 4,3% más que en 2016 (33,3), según datos de Metro de Madrid.

Consulta aquí más noticias de Madrid.