En un escrito remitido a Europa Press, Murillo, junto al secretario de Fidas, Juan Carlos Rodríguez, y el tesorero de Fidas, Francisco García Romero, ha asegurado que ninguno de los tres "conocen el texto de la supuesta denuncia o querella" y creen que dicha denuncia existe "por la conducta previa hostil e injustificada hacia Cristina Murillo y su equipo, y por un whatsapp de fecha 18 de diciembre de 2017".

Consideran que, "en todo caso esta denuncia o querella estaría en el marco de una serie de acciones de la anterior directiva del Colegio de Arquitectos de Sevilla contra la nueva directiva".

En su escrito, la también presidenta de Fidas ha apuntado que el juzgado "no ha notificado nada a ninguna de las personas" citadas en la querella y ha apuntado que, en el caso de que se haya abierto a trámite un procedimiento para investigar una denuncia o querella contra ellos, "el juzgado aún no nos ha escuchado".

Asimismo, han apuntado que la medida de suspensión de acuerdos que se ha pedido por los denunciantes, "no se ha adoptado". En la querella los demandantes han pedido como medidas cautelares que se comunicara dicha querella al Registro de Fundaciones Privadas, y que se acometa la suspensión cautelar de los acuerdos adoptados por el Patronato celebradas el 5 de julio y 25 de julio.

Murillo ha asegurado que las personas denunciadas "contamos con el apoyo de nuestro colectivo, pues fuimos mayoritariamente votadas por los arquitectos de Sevilla para regenerar tanto la Fundación como el Colegio de Arquitectos de Sevilla".

"Nuestro deseo es seguir centrando nuestros esfuerzos en ello, siempre con nuestro estilo de actuación transparente y respetuoso, y ánimo de mejora", ha resaltado la decana.

Por ello, ha expresado su confianza en que "en cuanto el Tribunal conozca la situación previa existente en la Fundación y en el Colegio de Arquitectos de Sevilla, y nuestras intenciones de mejora y extinción de conductas incorrectas, el procedimiento se resuelva a nuestro favor".

Ha pedido asimismo que "se respete el proceso y nuestro derecho al honor y a la imagen, no solamente por nosotros sino también para no dificultar el funcionamiento de la Fundación y del Colegio oficial de Arquitectos de Sevilla".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.