En concreto, han detenido e investigado a seis hombres y una mujer, todos ellos de nacionalidad española, tres en Barcelona, donde se han llevado a cabo dos registros; uno en Madrid, uno en Alicante uno en Granada y otro en Santa Cruz de Tenerife.

La investigación se inició en el mes de julio de 2016, tras recibir una denuncia por parte de un vecino residente en la provincia de Zaragoza, que comunicó haber obtenido, mediante una descarga de música, unos archivos que contenían imágenes de sexo explícito en los que aparecían menores de edad. Un hecho que inmediatamente puso en conocimiento de la Guardia Civil para investigar su procedencia.

Los agentes especialistas de Policía Judicial han realizado numerosas gestiones para tratar de localizar a los responsables de la difusión de tales archivos.

Durante la investigación han llevado a cabo una minuciosa labor de rastreo por la red en diferentes servidores de internet, de descargas e intercambio de imágenes, en los que han sido cotejados multitud de archivos que pudieran contener este tipo de vídeos y fueran descargados de manera voluntaria y no accidental.

Del estudio de la información recabada la Guardia Civil ha logrado obtener las direcciones IP, así como la identidad de las personas que podrían haber difundido los archivos pedófilos que han dado comienzo a esta investigación, sospechosos que residían en diferentes provincias españolas tales como Barcelona, Alicante, Granada, Santa Cruz de Tenerife y Madrid.

REGISTROS DOMICILIARIOS

Una vez obtenidas las evidencias necesarias que implicaban a los sospechosos en estos hechos, los agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil Zaragoza se han desplazado a las provincias mencionadas, entre noviembre del pasado año y enero de 2018, para llevar a cabo registros en sus domicilios. El último de ellos se ha efectuado el pasado 16 de enero en Santa Cruz de Tenerife.

Durante los registros los agentes han encontrado los ordenadores desde donde se habían distribuido los archivos pedófilos investigados, y han hallado en diversos equipos informáticos y discos de almacenamiento externo multitud de vídeos de idéntico contenido.

Además, han comprobado que los sospechosos han efectuado descargas recientes de imágenes de índole sexual en el que aparecían menores de edad. Dicho material informático (7 ordenadores, 29 discos duros, 29 pen-drives, 3 tablets y un teléfono móvil), ha sido intervenido para llevar a cabo un minucioso examen de la información habida en su interior en dependencias oficiales de la Benemérita.

Esta operación, que ha tenido una duración de un año y medio, ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza, Área de delitos contra las Personas, con la colaboración de la Unidad Técnica de Policía Judicial de Madrid y de las unidades donde se efectuaron las detenciones.

Consulta aquí más noticias de Granada.