Beltrán Pérez en rueda de prensa.
Beltrán Pérez en rueda de prensa. PP AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

El portavoz del Grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha reiterado este viernes que ante la "marginación y utilización" de su partido a manos del alcalde, el socialista Juan Espadas, para la negociación del proyecto presupuestario de 2018, su formación no prevé "a día de hoy" votar a favor de dicho documento. Al respecto, avisa de que en estos momentos, Espadas no tiene suficientes apoyos para aprobar los nuevos presupuestos, salvo que logre el respaldo de la "izquierda radical".

En rueda de prensa, Beltrán Pérez ha acusado al primer edil de "marginar al PP" en la negociación del nuevo proyecto presupuestario e incluso "usar" a los populares para "presionar" a Participa e IU, a la búsqueda de apoyo por parte de estas fuerzas de "izquierda radical". Del mismo modo, ha señalado los "ataques, insultos y pedradas" recibidas por el PP tras su última "contraoferta" al PSOE para que transformase su proyecto presupuestario en un "nuevo texto" que incluyese las medidas propuestas por los populares en su "presupuesto alternativo".

Por eso, ha insistido en que "a día de hoy y en las actuales circunstancias, el PP votaría que no" al proyecto presupuestario de 2018 en el cada vez más próximo pleno de aprobación inicial del mismo.

Así, ha avisado de que sin el respaldo del PP, el alcalde "está dirigiendo el coche de los presupuestos hacia el precipicio de su no aprobación", porque "a día de hoy, Espadas no tiene un presupuesto (con visos de ser aprobado), salvo que lo apoye la izquierda radical", una calificación que según el portavoz del PP ha aplicado el propio alcalde a Participa e IU.

No obstante, Beltrán Pérez ha defendido que el Grupo popular "sigue abierto" a alcanzar un acuerdo presupuestario con el PP, siempre bajo la premisa de la creación de "un nuevo texto" que incluya las medidas y propuestas de los populares.

LA NEGOCIACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS

Hablamos de los contactos de los grupos políticos del Ayuntamiento de Sevilla para la aprobación del proyecto presupuestario del Consistorio y sus sociedades y organismos satélite para 2018, que asciende a aproximadamente 960 millones de euros. El nuevo proyecto presupuestario del Gobierno local socialista, como ya ocurriera con los anteriores, está marcado por un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, con medidas por importe de casi 50 millones para que la formación naranja apoye el texto.

En el marco de tales contactos, pues el PSOE gobierna el Ayuntamiento en minoría y necesita el respaldo o abstención de los grupos para que prospere su proyecto presupuestario, el propio Espadas detectaba "elementos en común" entre su proyecto presupuestario y las ideas y prioridades del PP. No obstante, el PP canalizó sus propuestas no como enmiendas al proyecto presupuestario inicial del Gobierno local, sino en forma de "presupuesto alternativo".

Pero cuando el proyecto presupuestario afrontaba el trámite de la comisión de Hacienda, donde son votadas las enmiendas de la oposición al documento original, para que sean incorporadas las que se aprueben, la Intervención y la Secretaría General del Ayuntamiento determinaron que el citado "presupuesto alternativo" del PP carecía de base normativa para su debate y votación en la comisión de Hacienda, circunscrita al ámbito de las enmiendas individualizadas.

Y aunque los grupos municipales proponían al PP que transformase en enmiendas convencionales el contenido de su "presupuesto alternativo", el portavoz del Grupo popular, Beltrán Pérez, reclamaba al alcalde "voluntad política" para alcanzar un acuerdo y que decayesen tanto el proyecto presupuestario original como el propuesto por el PP, y naciese "un nuevo texto presupuestario" con "las medidas del PP".

NUEVO MOVIMIENTO

Frente a ello, el Gobierno local socialista trasladaba al PP un borrador de acuerdo presupuestario, ante el cual los populares anunciaban una "contraoferta solvente", bajo la premisa de que el documento del PSOE no se atendría al contenido de los contactos entre ambas fuerzas.

Y aunque el PP presentó su anunciada contraoferta, lo cierto es que el alcalde había convocado ya la reunión de la comisión de Hacienda, para que fuesen sometidas a votación las enmiendas de cada fuerza política al proyecto presupuestario. "Ya está bien. No voy a dilatar más el proceso por una estrategia política del PP para retrasar y bloquear", aseveraba el alcalde.

La mencionada sesión de la comisión de Hacienda, así, se saldaba finalmente con la aprobación del cien por ciento de las enmiendas encuadradas en el acuerdo presupuestario alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos, 57 enmiendas de Participa y 24 de IU. Tras ello, el propio alcalde reconocía que el PSOE ha admitido las enmiendas de Participa e IU, "buscando su apoyo o abstención" al proyecto presupuestario.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.